A fondo: ¿Para qué sirve realmente blockchain?

Datos y AlmacenamientoEmpresasInnovaciónMarketingMercados FinancierosPagos ElectrónicosSeguridad

Blockchain se ha independizado de la criptomoneda. Esta tecnología ofrece múltiples aplicaciones, aprovechando virtudes como la trazabilidad de los registros, la automatización de procesos, la inmutabilidad y fiabilidad de sus apuntes, etc.

La tecnología blockchain parece llamada a conducir una ‘revolución silenciosa’. La cadena de bloques nació de la mano de la criptomoneda pero sus ventajas han hecho que se extienda más allá. Aunque todavía está comenzando a implantarse, se adivinan innumerables aplicaciones.

“Desde que Satoshi Nakamoto -pseudónimo del fundador o grupo fundador de blockchain- publicara su primera investigación sobre el sistema de encadenamiento de bloques ligado al bitcoin en 2008, comenzó a generarse un gran interés por parte de empresas del sector financiero, debido a que blockchain se utiliza como base tecnológica en multitud de criptomonedas. No obstante, más allá de las criptomonedas, con sus vaivenes y especulaciones, así como el recelo que ha suscitado en entidades financieras y organismos reguladores -precisamente por sus riesgos regulatorios-, cada vez son más empresas -de sectores tan diversos como las Administraciones Públicas, telecomunicaciones, seguros, distribución alimentaria u organizaciones sin ánimo de lucro- las que se están aprovechando de los beneficios que supone la integración de blockchain en sus operativas diarias, impulsando la generación de nuevos modelos de negocio y consumo que no podrían haber existido antes de la aplicación de esta tecnología”, afirma Diego García Puado, responsable de Digital Clients de Capgemini España.

A continuación, recogemos algunos ejemplos de uso práctico de blockchain en diversos sectores.

Identidad digital y trámites administrativos

“Aproximadamente una sexta parte de la población mundial no puede participar en la vida cultural, política, económica y social porque carecen de la información más básica: prueba documentada de su existencia. El establecimiento de la identidad es fundamental para acceder a una amplia gama de actividades, que incluyen educación, atención médica, votación, banca, comunicaciones móviles, vivienda y beneficios de cuidado de la familia y el cuidado de los hijos”, advierte Rodrigo Alvarez, managing director de Accenture Interactive y especialista en blockchain. Esta tecnología puede ayudar a la creación de una identidad digital única, incluso en combinación con sistemas biométricos.

Además, la cadena de bloques contribuirá a la agilización de los trámites de las Administraciones Públicas, facilitando procesos como la emisión y gestión de concursos públicos de forma transparente, servicios de notario digital, emisión de licencias, votación electrónica, censo y certificados de nacimiento, seguimiento de refugiados, etc.

Por ejemplo, Álvarez explica que “la República de Estonia utiliza un sistema de contratos inteligentes basado en blockchain para funcionar como un ecosistema de socios. Todos los datos públicos, desde los registros médicos hasta la información de residencia, son almacenados y mantenidos exclusivamente por las oficinas locales que lo crean, en lugar de hacerlo en una base de datos centralizada”.

De este modo, si una tarea requiere información interdepartamental -crear un certificado de nacimiento, presentar un informe policial, etc.-, los empleados gubernamentales usan el sistema de smart contracts ‘X-Road’. “Autentica automáticamente la identidad del solicitante, verifica su necesidad para acceder a la información y regula el tiempo y las formas en que el solicitante puede utilizar la información. El sistema permite el intercambio rápido y seguro de datos entre las agencias gubernamentales, al tiempo que ofrece a los ciudadanos una idea de quién está accediendo a qué datos y manteniendo la seguridad”, anota.

Blockchain también puede usarse en procesos electorales. “Podemos encontrar la aplicación de esta tecnología incluso en las elecciones de países. El gobierno de Moscú lanzó una iniciativa para probar la efectividad de las cadenas de bloques en las elecciones locales. Si lo hace, disminuirá significativamente la probabilidad de fraude electoral, que es un gran problema a pesar de la prevalencia de los sistemas de votación electrónica”, especifica el responsable de Capgemini.

Industria alimentaria

Blockchain puede servir para mejor la transparencia de la industria alimentaria y facilitar el seguimiento del movimiento de los alimentos a través de las cadenas de suministro. “En caso de detectarse alguna irregularidad en algún punto de la cadena de suministro, un sistema de cadena de bloques como blockchain puede llevarlo hasta su punto de origen. Esto facilita que las empresas lleven a cabo investigaciones y ejecuten las acciones necesarias. En el sector alimentario, el seguimiento del origen, la información del lote y otros detalles importantes son cruciales para garantizar la calidad y la seguridad”, puntualiza García Puado.

Explica que ya “se está trabajando en sistemas con los que los clientes pueden escanear un paquete en el punto de venta y recibir un historial completo de su viaje, haciendo uso únicamente de un smartphone y un simple código de QR”. Especifica que “esto es particularmente útil en las ‘zonas grises’ de la trazabilidad de los alimentos, como el etiquetado del país de origen. Por ejemplo, un producto se puede vender como carne de cerdo británica cuando en realidad es de origen francés y posteriormente procesada en el Reino Unido”.

Carrefour ya está usando esta tecnología . “Acaba de anunciar que sus tiendas en Francia van a hacer uso del blockchain para mejorar los controles sobre la procedencia de productos como la miel, huevos, queso, leche, naranjas, tomates, salmón y hamburguesas. Otras grandes distribuidoras alimentarias como Nestlé o Unilever han anunciado planes similares”, indica el experto de Capgemini. Walmart ofrece otro ejemplo. “En un primer piloto, redujo el tiempo necesario para rastrear mangos en tránsito de regreso a su fuente de origen de seis días a 2,2 segundos”, apunta el especialista de Accenture. “Al usar blockchain como la única fuente de verdad, cualquier empresa con una gran red de logística puede identificar fuentes de riesgos potenciales, productos contaminados, partes defectuosas o vendedores fraudulentos; y reaccionar, mejorando en última instancia la velocidad operativa mientras se protege al público y se mitiga el riesgo corporativo”, añade.

Seguros e indemnizaciones

Montserrat Guardia, vicepresidenta del consorcio Alastria, se detiene en “la gestión automática en el sector de seguros, tanto para objetos/propiedades como experiencias o salud”. “En estas situaciones de uso, las empresas y administraciones relacionadas con los procesos de verificación, gestión y adecuación de las pólizas de seguros a los potenciales incidentes podrían surgir para hacer el reclamo de la póliza con sus diversas condiciones de manera automática, con smart contracts en función de los trámites a seguir”, aclara.

Por ejemplo, Axa cuenta con Fizzy, un seguro de retraso de vuelo. Los clientes conforman un smart contract vinculado a bases de datos de tráfico aéreo, recibiendo automáticamente una indemnización en caso de producirse demoras. Otro ejemplo es la mexicana Consuelo, que ofrece microseguros de salud y vida mediante smart contracts. Las reclamaciones se verifican telemáticamente, permitiendo la automatización de los pagos. Y en seguros de salud también podría emplearse para autorizar automáticamente pruebas de diagnóstico incluidas dentro las coberturas de nuestra póliza, agilizando trámites.

Además, blockchain tiene una aplicación muy clara en los denominados seguros paramétricos o de índices, cuya indemnización depende de la ocurrencia de una variable con una elevada correlación con el riesgo cubierto. Por ejemplo, se puede automatizar el pago de la indemnización a un agricultor si tiene cultivos asegurados en una zona afectada por granizo, según los datos recabados por los servicios de meteorología.Y en seguros de salud también podría emplearse para autorizar automáticamente las pruebas de diagnóstico si están incluidas dentro las coberturas de nuestra póliza, agilizando trámites.

Automatización de pagos y cobros

Guardia destaca las posibilidades que ofrece la cadena de bloques en la “automatización de la gestión de pagos y cobros de forma simultánea con condiciones preacordadas entre múltiples participantes para prestar un servicio”. De esta forma, la parte del servicio realizado por cada uno de todos los participantes está registrada en la plataforma de blockchain, así como las condiciones que activan o no el pago inmediatamente después de que el evento haya concluido, automatizando los trámites de pago y de cobro. Se puede aplicar a espectáculos artísticos -conciertos de música, obras de teatro, festivales de cine…-, eventos deportivos, etc. “Todos cobran su porcentaje en el mismo momento en que acaba el evento. Así los artistas tienen una entrada de dinero más plana, más regular, sin tantos picos de entrada y salida”, reseña.

Comercio internacional

“En el caso del comercio exterior, los usos de blockchain son muy conocidos cuando se trata de automatizar procesos entre varios actores: compañías importadoras, exportadoras, aduanas, transportes, puertos, etc. El uso de smart contracts agilizaría trámites e impulsaría la competitividad”, precisa Guardia.

No se trata tan sólo de automatizar cobros y pagos, sino de actualizar de manera inmediata la abundante documentación exigida en las operaciones de importación y exportación, como declaraciones de bienes, peso de la mercancía, tasas e impuestos, autorizaciones, etc. Además, facilita la trazabilidad de la mercancía transportada, evitando fraudes, falsificaciones, robos, evasión de impuestos, etc. Las grandes empresas de ‘cargo’ ya están trabajando con esta tecnología. Por ejemplo, Maersk puso en marcha una joint venture con IBM a principios de año para explorar las posibilidades de blockchain.

Falsificaciones y reventa ilegal

La trazabilidad de las operaciones y la inviolabilidad de los registros son dos rasgos de la cadena de bloques que resultan de gran utilidad a la hora garantizar la autenticidad de determinados bienes. “Con blockchain habría un avance en la trazabilidad del transporte de bienes preciados, tanto de lujo -diamantes, obras de arte- como únicos por su denominación de origen, como el vino o el aceite y otras materias primas”, explica la vicepresidenta de Alastria. Por ejemplo, el responsable de Capgemini señala que De Beers, el mayor productor de diamantes del mundo, va a emplear blockchain para verificar la autenticidad de los diamantes y garantizar que no provengan de zonas de conflicto donde la venta de estas piedras preciosas sirva para financiar la violencia. Se trata de la plataforma Tracr, que se presentará a finales de año.

La cadena de bloques también puede aportar armas para frenar la reventa ilegal de entradas. “Sólo los propietarios legítimos de las entradas deberían decidir si pueden ser revendidas y por cuánto. Esta es la filosofía de Tracer, empresa que surge para ayudar a artistas y promotores a hacerse con el control de sus entradas, devolviéndoles el dinero y la información que les pertenece. Propone un sistema basado en tecnología blockchain en el que promotores y webs de venta de entradas pueden definir reglas para cada entrada de forma individual. De esta forma, cada vez que una entrada es revendida, el precio y lo que ocurre con los beneficios, si los hay, es decisión de los organizadores del evento”, anota García Puado.

Y blockchain se puede extender a otros ámbitos menos tangibles. “En el caso de la verificación y certificación de propiedad intelectual de obras de arte o de estudios realizados entre múltiples centros de investigación o universidades, se lograría mayor trazabilidad de la propiedad de documentos”, indica Guardia.

Sanidad e investigación

La vicepresidenta de Alastria indica que blockchain otorga “una mayor trazabilidad en las decisiones y procesos médico-hospitalarios, y en la gestión de equipos valiosos de hospitales o de expedientes médicos que impliquen decisiones de diferentes especialistas”. Además, el usuario será el dueño de su historial, decidiendo a quién da acceso. También se refiere a la “trazabilidad de la validez de medicinas en su transporte y aplicación a enfermos -vacunas, etc.-“. Asimismo, Álvarez apunta que contribuirá a “evitar falsificaciones de medicamentos y construir un registro de tránsito desde que el fármaco se crea en el laboratorio hasta el consumidor final”.

Por otro lado, blockchain podría contribuir a la mejora en la investigación mediante la gestión de datos médicos donados voluntariamente para ello. “Normalmente, los investigadores en medicina cuentan con datos que provienen de personas que han debido pasar por el médico o centros de salud, y les faltan datos de individuos que siempre han estado sanos y no han necesitado hacerse pruebas específicas. Con blockchain se permitirá compartir estos datos de forma totalmente determinista, certificada y en unas condiciones de seguridad muy concretas”, reseña Guardia.

Finanzas y mercado de valores

“Los mercados financieros dependen de procesos separados que toman días para las transferencias de activos y fondos, que introducen el riesgo de liquidación y requieren que las distintas partes concilien las transacciones entre bases de datos individuales, lo que lleva al costoso procesamiento interno, manejo de excepciones y errores. Blockchain permite transacciones automáticas más rápidas, con una transferencia simultánea de activos y fondos, lo que facilita una compensación más rápida, agiliza -o incluso elimina- la conciliación y reduce el riesgo de liquidación”, aclara el managing director de Accenture Interactive.

En el sector financiero y los mercados de valores se puede emplear blockchain en numerosas aplicaciones, como transferencias intrabancarias, remesas internacionales, pagos machine to machine, préstamos, avales, créditos, préstamos sindicados, bonos, warrants, verificación de riesgo, trazabilidad de fondos y prevención de blanqueo de capitales, etc. “Mejorará la eficiencia, la trazabilidad y la seguridad”, anota la responsable de Alastria.

Energía y renovables

Álvarez incide en que la cadena de bloques permite la reducción de intermediarios, de modo que “los productores de energía y los consumidores están en contacto directo y los pagos se pueden realizan en tiempo real”.

Además, García Puado recuerda que “el sector energético se aprovecha de las redes distribuidas como blockchain para ofrecer a sus clientes un certificado de trazabilidad de energías limpias o renovables. Una vez que se envía energía a la red, nadie puede discernir si es generada por combustibles fósiles, energía solar o viento. Un par de ejemplos serían Powerpeers, en Holanda; y Exergy, en Brooklyn, las cuales se están aprovechando del uso de blockchain para mejorar el seguimiento de la energía limpia”,

Expediente académico y currículum

La cadena de bloques es una herramienta muy útil para certificar currículums. “Garantizar la validez de evaluaciones, títulos y credenciales (Smart CV) es una pieza fundamental a la hora de contratar a alguien, pero no porque es importante saber si un título universitario es real, que también, sino más enfocado a un sistema donde las personas pueden tener un historial de toda la formación adquirida durante su vida. De esta forma, una persona podrá confeccionar su propio curriculum vitae en base a necesidades puntuales y podrá compartir estos datos con quien considere. A través de los smart contracts incluso se puede definir con exactitud el uso que se le debe dar a estos datos, teniendo en cuenta el GDPR”, precisa el responsable de Accenture.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor