¿Se atreverá Facebook a irse de Europa?

Datos y AlmacenamientoEmpresasLegalMarketingRegulaciónSocial Media

Facebook ha amenazado con dejar de operar en Europa si se le prohíbe transferir datos personales de ciudadanos de la Unión Europea a sus servidores en Estados Unidos.

Facebook vuelve a tener problemas con los tribunales en Europa. En este caso, la compañía de Mark Zuckerberg comparece ante el Tribunal Supremo de Irlanda, que deberá decidir si da la razón a la Comisión de Protección de Datos (DPC, por sus siglas en inglés) de dicho país, donde Facebook tiene su sede, por motivos fiscales.

El organismo remitió un requerimiento a la empresa el pasado mes de agosto, exigiendo que cesase en el envío de datos personales de ciudadanos europeos a sus servidores en suelo estadounidense. El incumplimiento de este requerimiento podría suponer una sanción de hasta el 4% de la facturación global de la compañía, en línea con las exigencias del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea (UE).

Cabe recordar el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) ya dictó una sentencia el pasado mes de julio en contra de la transferencia internacional de datos a EE.UU., en virtud del acuerdo ‘Privacy Shield’. El TJUE estimaba que la protección de datos de los ciudadanos europeos no quedaba garantizada. Al ser transferidos a EE.UU. quedan desprotegidos frente a la posible injerencia de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), ya que la legislación estadounidense de protección de datos se limita a sus propios ciudadanos.

Ante esta situación, Facebook ha decidido lanzar un órdago. En su declaración ante el Tribunal Superior de Irlanda, Yvonne Cunnane, directora de Protección de Datos de Facebook Irlanda, afirmó que no ve cómo podría seguir proporcionando los servicios de Facebook e Instagram si la prohibición sigue su curso y se veta su mecanismo de transferencia de datos, según publicaba Reuters, haciéndose eco de una información del Sunday Business Post.

Además, se quejó respecto al trato recibido por Facebook, puesto que ninguna otra compañía ha sido denunciada por este motivo, por lo que considera que esta situación “podría crear una grave distorsión de la competencia”, según recoge Computing.

La empresa considera que la inexistencia de un marco adecuado para la transferencia de datos internacionales de forma legal y seguras obstaculizaría el crecimiento en Europa de las empresas basadas en datos. “Miles de empresas europeas y estadounidenses confían en la transferencia segura y legal de datos entre jurisdicciones. Las transferencias internacionales de datos apuntalan la economía global y respaldan muchos de los servicios que son fundamentales para nuestra vida diaria”, afirmaba Nick Clegg, vicepresidente de Comunicaciones y Asuntos Globales de Facebook, en un post publicado en el blog de la empresa.

En este sentido, Clegg remarcaba la UE y EE.UU. han iniciado discusiones para la elaboración de un ‘Privacy Shield’ mejorado. Además, señalaba que “desde la sentencia del TJUE en julio, Facebook ha estado trabajando arduamente para seguir los pasos establecidos por el tribunal para garantizar que podamos continuar transfiriendo datos de manera segura”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor