5 retos para alcanzar la observabilidad de las aplicaciones cloud native

¿Qué es un Brand Discovery ?
CloudDevOpsGestión CloudProyectosVirtualización

Dynatrace, que celebrará el próximo día 17 de junio su evento DynatraceGo!, desgrana en su ebook “5 retos para alcanzar la observabilidad a escala”, los desafíos asociados a la observabilidad en entornos cloud y las mejores estrategias para afrontarlos con éxito.

El desarrollo de aplicaciones cloud native basadas en microservicios y que se ejecutan en contenedores en entornos de nube tiene muchas ventajas en todo lo que se refiere al desarrollo ágil, la elasticidad de las propias aplicaciones o la gestión de la infraestructura definida por software en la que se ejecutan. Sin embargo, además de la propia complejidad que suponen las aplicaciones desarrolladas en microservicios y los entornos de cloud, hay un elemento clave que suele ser un verdadero dolor de cabeza para los equipos de desarrollo, IT o los administradores de bases de datos, y es el de la monitorización de las aplicaciones y la infraestructura.

Por eso, tecnologías como la llamada inteligencia de software de Dynatrace, que van mucho más allá de la monitorización tradicional, son fundamentales para que estas aplicaciones cloud native cumplan las promesas de elasticidad, agilidad y rendimiento sin añadir una complejidad que desborde a los equipos de IT y desarrollo. Por ello, Dynatrace, que celebrará el próximo día 17 de junio su evento DynatraceGo! en el que mostrará las últimas novedades de su tecnología y ofrecerá conferencias y sesiones de aprendizaje con expertos; ha publicado el ebook “5 challenges to achieving observability at scale” (5 retos para alcanzar la observabilidad a escala) en el que repasa los desafíos asociados a la observabilidad en estos entornos.

En el whitepaper, que puedes descargar desde el blog de Dynatrace, se repasan los retos del desarrollo cloud native y cómo una observabilidad avanzada y la colaboración en torno a una única “fuente de verdad” ayuda a los equipos a afinar sus aplicaciones y a corregir los errores que pueden hacerlas inestables, inseguras o con un rendimiento pobre. Además de repasar los 5 desafíos, Dynatrace ofrece en cada uno consejos valiosos para hacerles frente y cómo su tecnología de observabilidad e inteligencia de software permiten facilitar la tarea de manera radical a los equipos de desarrollo e IT.

Reto 1: La complejidad de los entornos dinámicos multinube

Como señalábamos, el principal reto para la observabilidad en los nuevos entornos multi nube se encuentra en su complejidad, ya que puede ser difícil entender la relación ente las entidades y su interdependencia, y las herramientas convencionales de monitorización no son adecuadas ya que requieren operaciones manuales y obligan a tareas rutinarias que restan tiempo y recursos a las tareas de más valor para el negocio. Para superar este reto, es necesario un enfoque automatizado que permita descubrir y realizar un mapa de componentes y relaciones, capaz de descubrir nuevos componentes y errores en tiempo real y a ser posible con un enfoque sin código que facilite la tarea al personal de tecnología.

Reto 2: Monitorizar microservicios y contenedores dinámicos en tiempo real

Los microservicios y contenedores que se gestionan con tecnologías como Kubernetes permiten aplicaciones elásticas y potentes, pero su naturaleza dinámica hace que sea difícil su monitorización o la de sus interdependencias sobre todo a partir de cierta escala, lo que hace difícil descubrir qué puede estar causando un problema en una aplicación o cómo está respondiendo con respecto a los usuarios. Por eso, la observabilidad automatizada, el autodescubrimiento de los contenedores, sus relaciones y todo lo que sucede dentro de las cargas de trabajo es esencial. De igual manera es importante saber lo que sucede en el exterior de los nodos, pods y clústers de Kubernetes. La observabilidad automatizada de Dynatrace permite a los equipos de IT comprender continuamente el comportamiento del sistema y el origen de las anomalías que se pueden aislar fácilmente y localizar con precisión, sea cuál sea la escala de la aplicación.

Reto 3: El volumen, la velocidad y la variedad de datos y alertas

Los entornos multi nube dinámicos han aumentado de manera exponencial la cantidad de datos que hay que registrar y analizar, lo que acaba desbordando a los equipos de IT que tratan de monitorizar los registros y darles sentido mediante numerosos paneles de control. Además, cuando no se puede establecer la causa de un problema, los distintos equipos pueden acabar señalándose unos a otros en lugar de resolverlo del modo más eficaz. Por ello, Dynatrace ha incorporado inteligencia artificial en el núcleo de su tecnología que no precisa de una fase de entrenamiento y que permite anticiparse a los problemas, adaptando los umbrales para detectar anomalías o agrupando las que están relacionadas; y proporciona respuestas a los equipos de ingeniería, infraestructura, operaciones y aplicaciones para que puedan colaborar en mejorar rápidamente el funcionamiento de las aplicaciones.

Reto 4: Equipos aislados de infraestructura, desarrollo, operaciones, aplicaciones y negocio

Las tecnologías cloud native requieren más soluciones para instrumentar y monitorizar, pero los equipos de tecnología acaban desbordados precisamente por esta expansión de herramientas lo que agrava los silos que reducen la mencionada colaboración y afectan a la calidad del software. La monitorización asilada en los distintos entornos de preproducción y producción hace que los esfuerzos de detección temprana de problemas o el “shift left” de los equipos de desarrollo y los ingenieros SRE (Site Reliability Engineer). Para remediar estos problemas, Dynatrace ofrece lo que denomina una “única fuente de verdad” o “single source of truth” que aporta una observabilidad a lo largo de todos los componentes del stack, un contexto compartido, elimina la confusión y permite una colaboración más efectiva entre equipos.  

Reto 5: Saber qué esfuerzos generan un impacto positivo en el negocio

Incluso con una visibilidad completa del de back-end, la falta del punto de vista del usuario o del front-end hace difícil valorar los esfuerzos que se están haciendo en la observación. Las organizaciones necesitan contar con una evaluación objetiva de la experiencia de usuario para conocer cómo se comportan los indicadores clave del negocio como las conversiones, los ingresos o la adopción de nuevas funcionalidades que se incorporan en las aplicaciones. Se trata de elementos clave para optimizar la experiencia del usuario ya sea por parte de clientes externos o internos, y para ello Dynatrace ofrece su tecnología de monitorización de experiencia (Digital Experience Monitoring o DEM) que permite analizar y supervisar la experiencia de los usuarios en distintas plataformas, ya sea escritorio o móviles, con segmentación por cliente, información de los fallos de las aplicaciones, de componentes de terceros y de todo el stack en la nube que permite optimizar y hacer evolucionar mejor las aplicaciones.

Si deseas conocer más sobre la monitorización u observabilidad avanzada y como puede ayudar a las organizaciones que están modernizando sus infraestructuras ya aplicaciones con tecnologías cloud, puedes encontrar más informes como el mencionado en el Blog de Dynatrace, y recuerda que el próximo día 17 de junio se celebra el evento DynatraceGo! en el que se muestra su tecnología en más profundidad. En DynatraceGo! se mostrarán las experiencias de empresas como Telefónica, NH Hotel Group, así como instituciones como la Administración General del Gobierno Vasco, Osakidetza y Dpto. de Justizia. También destaca la presencia de Inma Martínez, reconocida por la industria internacional como una de las visionarias en IA y en transformación digital, que hablará sobre el progreso digital y las oportunidades para la ventaja competitiva en la década del 2020. 

Lea también :