Razones para usar una solución ERP adaptada al sector industrial

¿Qué es un Brand Discovery ?
Business IntelligenceDatos y AlmacenamientoERPSoftware

Ekon ofrece un software de planificación de recursos empresariales específico para la industria que es flexible, fácil de usar y da acceso ininterrumpido a información actualizada.

Eficiencia y productividad son objetivos ineludibles de cualquier empresa. Y, si esa empresa se mueve en sectores como el industrial, químico, el alimentario, entre otros, cuenta con fábricas en diferentes ubicaciones y su funcionamiento depende de la capacidad para controlar todo lo que sucede en tiempo real, sólo podrá alcanzar su meta con ayuda de software especializado.

El mundo se está transformando a marchas forzadas. La revolución tecnológica abre las puertas a una nueva era industrial y quien no tome medidas se quedará atrás, superado por una competencia más agresiva que nunca.

 

La solución para ser más efectivo en este mundo en pleno cambio pasa por elegir un programa de producción industrial. Este software debe cumplir con una serie de requisitos, como ser fácil de implementar y tener flexibilidad suficiente para adaptarse a las necesidades concretas de la organización en la que se instala, así como a posibles variaciones que vayan surgiendo en la planificación.

El software erp de producción industrial se presenta como un recurso imprescindible en la actualidad para todo negocio que cuente con plantas productivas.

A través de los datos que se generan durante la actividad empresarial, este software permite monitorizar situaciones, gestionar la cadena productiva, realizar controles de cumplimiento y optimizar los procesos de forma integral.

Puede, por ejemplo, analizar la demanda de materias primas y planificar la logística, para ajustar niveles de stock y reducir los plazos de entrega, o tratar cuestiones que tienen que ver con la mano de obra.

El manejo de todos estos elementos ayuda a tener una visión global de lo que ocurre a lo largo y ancho de la compañía y tomar decisiones de manera fundamentada, evitando costes ocultos y otros cuellos de botella perjudiciales que podrían retrasar la producción. Es decir, el software para la planificación de recursos es un facilitador ideal del proceso industrial.

Ekon ofrece un software a empresas de producción que cumple con todas estas condiciones: es flexible, es fácil de implementar y da acceso ininterrumpido a información actualizada.

El ERP de Ekon incluye un entorno multimedia que comparte recursos con otros sistemas y está pensado para facilitar la gestión en el día a día de organizaciones que quieren avanzar en la transformación digital. Permite trabajar con almacenes caóticos, planificación de capacidad finita y captura de datos y se adapta para funcionar en forma, proceso, escandallo y circuito de trabajo.   

Principales beneficios del ERP para la industria

Implantar software para procesos industriales conlleva múltiples beneficios. Este tipo de soluciones para la industria aporta, por encima de todo, una imagen fidedigna de todo lo que sucede. Esto es, no sólo en las oficinas, sino también en las plantas respecto a los diferentes procesos de producción.

De este modo, el ERP va recolectando toda la información relacionada con el negocio que puede ser relevante para impulsar el rendimiento. Brinda estadísticas y detalles importantes sobre el personal contratado, la maquinaria que está en funcionamiento y los materiales utilizados para una optimización final del proceso productivo. 

De hecho, un sistema de gestión empresarial adecuado permite a los empleados organizarse mejor. Esto es así porque facilita la interacción con las máquinas que se encuentran en planta y entre las propias plantas y departamentos o las sucursales y la oficina central. La comunicación fluye entre todas las partes que están involucradas en el proceso productivo y será posible colaborar para la medición de variables, como los costes unitarios.

A nivel directivo, esta herramienta de planificación hace llegar a las altas esferas datos clave para identificar cuáles son los procesos menos eficientes de entre todos los que se están llevando a cabo. Asimismo, da la opción de controlar varias plantas simultáneamente.

Al disponer de la información necesaria para tomar decisiones, los encargados del negocio serán capaces de eliminar gastos superfluos y rebajar el coste final. Esto se traduce en una mejora de la organización de la planta, otra de las grandes ventajas de un buen sistema de gestión de producción.

Los beneficios aparejados a un sistema industrial se observan tanto a nivel operativo como de control y seguimiento de los procesos.

Poder planificar componentes, garantizar la trazabilidad de los productos incorporar diferentes modelos de fabricación al sistema, personalizar la explotación de los datos, automatizar órdenes o realizar monitorizaciones en tiempo real son consecuencias de la adopción de este software.

También lo es la aceleración del plazo de fabricación y su adecuación a las exigencias de los consumidores y el tiempo disponible, lo que conlleva a su vez un mejor servicio al cliente.

Contar con información precisa sobre el proceso productivo permite prever cuestiones en mano de obra, materiales, maquinaria y disponibilidad de los recursos en general para garantizar que una planta está operando siempre al máximo de su capacidad.

La industria puede aprovechar este software para la simulación de escenarios empresariales y predecir qué sucedería si se aplican ciertas variables en la producción. Esto incluye valoraciones económicas.

Todos estos beneficios e información deben poderse compartir desde el equipo directivo, responsables de departamento, y otros colaboradores, con la facilidad de incorporar la movilidad. Es decir, poder compartir la información desde cualquier dispositivo móvil, Tablet, etc.

No es necesario estar en la oficina para recibir una alarma por un retraso en un pedido importante, una avería inesperada, consultar nuestras oportunidades de venta, ver nuestros acuerdos con las entidades financieras, o consumos con nuestros proveedores, entre otras informaciones.

De esta forma, es posible estar siempre en línea con la empresa, evitando llamadas, emails, desperdicio de tiempo; ayudando así a incrementar nuestra eficiencia en la toma de decisiones y aumentando la satisfacción de nuestros clientes.

En definitiva, con una solución de gestión industrial se consigue optimizar el coste de producción de los productos, controlar el inventario, cumplir los plazos establecidos y mantener un alto estándar de calidad. Y, sobre todo, incrementar la eficiencia y la productividad de la empresa.

Lea también :