Buenos tiempos para VMware en España

CloudDatos y AlmacenamientoGestión CloudGestión de RedesRedesSeguridadVirtualizaciónWorkspace

Con un crecimiento de “doble dígito alto” -por encima de la media a nivel global- la filial española de VMware nos adelanta las claves para seguir en esa línea durante 2018.

En la tradicional comida de Navidad con la prensa especializada, VMware ha compartido las claves que han permitido a la compañía mantener un crecimiento que se sitúa por encima de la media cosechada a nivel global, un dato que ha destacado María José Talavera, directora general, gracias al interés de los clientes en  virtualizar todo aquello que va más allá de la computación en los centros de datos.

Se trata de la virtualización del resto de componentes, como el almacenamiento, las redes y la seguridad. Un área bien cubierta por vCloud Foundation, la solución que paquetiza todo ello para mantener una gestión unificada de los recursos del datacenter.

No se equivocaba Talavera cuando en 2016 ya auguraba el éxito del modelo híbrido, donde la nube pública seguirá creciendo durante los próximos años, pero siempre con la infraestructura tradicional y la privada presentes en las organizaciones. “La nube privada es fundamental para las organizaciones. Lo que nosotros ofrecemos es una vuelta atrás en cualquier momento y con todas las garantías gracias a nuestra estrategia Cross-Cloud”, explicaba la directiva en referencia a la necesidad de mover aplicaciones y datos de un modelo a otro en caso de que las empresas así lo necesiten.

María José Talavera, directora general de VMware para España y Portugal, en un momento del tradicional encuentro navideño
María José Talavera, directora general de VMware para España y Portugal, en un momento del tradicional encuentro navideño

Además, los recursos tradicionales (el denominado “legacy”) también seguirán existiendo a medio plazo. Según los datos que maneja VMware, en 2030 un 20% de los recursos de TI se seguirán manteniendo bajo la modalidad tradicional, mientras que un 30% estará en la nube privada y un 50% se subirá a la pública. Ante este hecho, las empresas necesitarán una arquitectura capaz de gestionarlo todo de forma unificada.

Más aún con la entrada en vigor de la nueva regulación europea RGPD a mediados el año que viene, mucho  más restrictiva en materia de privacidad y que obligará a las organizaciones a garantizar que los datos de sus clientes están seguros. “La RGDP confirma que no todo va a ser nube pública y en determinados escenarios las empresas tendrán que volver atrás, llevar de vuelta sus datos y aplicaciones a entornos privados”, añadía Talavera.

Íntimamente relacionada con ella se encuentra otra de las áreas prioritarias en la estrategia de VMware, la seguridad, especialmente tras la adquisición hace tiempo de NSX y Airwatch. Y es que la innovación del fabricante de soluciones no llega solamente de sus laboratorios, sino también de las adquisiciones que realizan como parte de su estrategia de crecimiento.

En este sentido destaca la última compra anunciada por la compañía, VeloCloud. Una firma no muy conocida en nuestro país pero que cuenta con tecnología para optimizar y reducir el tráfico en la red a través de la arquitectura SD-WAN. Pronto la veremos, explicaba Talavera, integrada en la oferta de VMware, lo que ayudará a mejorar aún más su volumen de negocio.

Volviendo a los datos de la compañía en España, la directiva destacaba los continuos crecimientos de VMware trimestre tras trimestre, “y España no es una excepción, sino todo lo contrario. Estamos experimentando crecimientos de doble dígito alto, superior a la media global. Y puedo adelantar que el Q4 (aún por cerrar) va a ser mucho mejor”. En este último trimestre ayudarán considerablemente los acuerdos alcanzados con el Gobierno Vasco en materia de Sanidad y otros relacionados con la banca como los firmados con CaixaBank y el Banco Santander.

El impacto de la fuerza de trabajo digital

Aprovechando el encuentro, VMware también nos daba detalles del último informe “The Impact of the Digital Workforce: A New Equilibrium of the Digitally Transformed Enterprise”, elaborado junto con Forbes Insights. Aquí se pone de manifiesto la importancia de facilitar a los empleados de las organizaciones el acceso a sus aplicaciones, servicios y datos. Este hecho permitiría a las empresas aumentar un 5% los beneficios, según el 89% de los CIOs encuestados.

El despliegue del espacio de trabajo digital es uno de los principales activos que tienen las organizaciones para facilitar dicho acceso. En España, por ejemplo también influye positivamente para que la fuerza de trabajo colabore más activamente. En concreto, se ha incrementado dicha colaboración un 13,5% tal y como aseguran los casi 2.200 encuestados en nuestro territorio.

De esta forma los empleados se pueden convertir en el centro de la revolución digital basada en las aplicaciones. “La tecnología avanza vertiginosamente y corremos el riesgo de aumentar la brecha con respecto a los trabajadores, pero la implementación de tecnologías basadas en Digital Workspace permiten reducir ese gap”, apuntaba Moisés Navarro, Business Solutions Strategist de VMware y encargado de desglosar las cifras más importantes extraídas del estudio.

Moisés Navarro, Business Solutions Strategist de VMware, se refería a Kubernetes como uno de los principales actores de 2018
Moisés Navarro, Business Solutions Strategist de VMware, se refería a Kubernetes como uno de los principales actores de 2018

Hay que tener en cuenta que los trabajadores tienen en sus manos tecnologías realmente potentes, algo que en el pasado era tan solo habitual en unos pocos. Pero se debe producir también un cambio cultural en ellos para sacarle el máximo partido y poder desempeñar sus funciones de forma más inteligente. “Aquí es fundamental fomentar una cultura basada en la confianza y la colaboración, lo que genera también más compromiso y productividad”, finalizaba Talavera.

Por último, conviene destacar la relevancia que están ganando tecnologías como Kubernetes, que ya se encuentra en una fase de madurez y por la que VMware está apostando fuertemente. Según Navarro, 2018 será el año de la adopción de contenedores, que reemplazarán en muchos proyectos a alternativas más complejas como OpenStack.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor