Cómo mejorar la protección de datos en Microsoft Exchange

CloudDatos y AlmacenamientoSoftware

Tal vez sea una de las mayores exigencias que se le exigen a este entorno, ya que el manejo de las copias de seguridad y la posible recuperación de los datos es crítico para la empresa.

Protección de datos

La mayoría de los servicios de correo electrónico de las compañías reciben miles, sino cientos de miles de correos a lo largo del día, cada día. Pero la mayoría de los esfuerzos en protección de datos tienen lugar una vez al día. Esto no es suficiente; debería haber múltiples puntos de protección a lo largo del día y mejorar la granularidad.

Hay sistemas de instantáneas basados en entornos SAN, e integrados con Exchange, para facilitar la captura de instantáneas de datos de manera limpia, aunque la mayoría de ellos no se realizan a intervalos suficientes de tiempo. De hecho, se ejecutan unas pocas veces al día. Incluso, las instantáneas basadas en SAN dependen de un sistema primario que ha estar funcionando y en ejecución. Mientras tanto, pueden proteger ante un problema de corrupción de datos, pero no proteger ante un fallo del sistema de almacenamiento.

Las nuevas soluciones, de compañías como InMage o Syncsort, pueden proporcionar una protección continua (o casi continua -una vez a la hora-) del entorno de Exchange, lo que esta respondiendo a las necesidades para mejorar la disponibilidad de esta clase de entornos.

No conviene olvidar tampoco la aplicación Recovery for Microsoft Exchange, de Acronis, cuyo vicepresidente y director de ventas internacional, Laurent Dedenis, nos ha explicado sus bondades recientemente.

Estas soluciones proporcionan backups por bloques del entorno de Exchange para que el impacto sobre el servidor sea mínimo, y que la cantidad de información que deba ser transferida por la red sea también mínima. Estos backups por bloques son enviados a través de la red de datos a un sistema de almacenamiento independiente, con el objetivo de que sean inmunes ante un fallo del array de datos primario del propio entorno de Exchange. Syncsort ha añadido el beneficio de que este proceso sea integrado con el resto de procesos. De esta forma, una imagen de Exchange puede ser actualizada cada 5 minutos tras haber completado un trabajo de copia de seguridad completo.

Una vez que estos datos llegan a la copia de seguridad, se generan instantáneas, ofreciendo la posibilidad de recuperar diferentes versiones. Desde ese momento sólo se almacena el bloque de información necesario para reflejar los cambios entre cada copia de seguridad. De esta forma semanas, e incluso meses de copias de seguridad de Exchange pueden ser almacenadas en un único disco. Por otra parte, es preciso integrar cintas y otro sistema de almacenamiento secundario a la hora de tratar con los datos de Exchange.

El mantenimiento a largo plazo del correo electrónico esta cobrando cada vez más importancia. Así que tener la posibilidad de volcar estas copias de seguridad a un soporte más económico para su almacenamiento a largo plazo es vital.

Lea también :
Autor: