Consejos para evitar un despido

CloudEmpresasMercados FinancierosStart-Up

Conforme las noticias sobre la crisis económica se hacen cada vez más estremecedoras, los empleados de todo el mundo se preguntan a diario si terminará también por afectarles a ellos.

6. Investiga la nube
Solía ser muy difícil aprender sobre una nueva aplicación o un entorno de programación. Tenías que tener acceso al sistema y atender a clase o a algún seminario de certificación y, después de todo, nunca estabas del todo seguro de si esto sería apreciado por tu empresa. Ahora, existe todo un mundo en la nube que se abre ante ti. Echa un vistazo a las ofertas de Google, Salesforce.com y Amazon en el cloud. La nube corporativa es uno de los temas candentes hoy en día y sería estupendo que fueras el que asesorase a tu empresa de si debe o no meterse en esa nube.

7. Ten contento al jefe
¿Cuántas veces se habla de lo misterioso que resulta que un tipo haya mantenido su puesto cuando se pasa la guadaña y todo el mundo se pregunta quién es el que estará de verdad ayudando al jefe para que su equipo siga funcionando? ¿Quién es el que se asegura de que el jefe tenga el último portátil o el BlackBerry más actualizado? ¿Y quién es el único al que el jefe recurre para tener los ordenadores de la familia al día y actúa como informático para los ordenadores de sus hijos? No tengo más que decir.

8. Pon a punto la vieja maquinaria
En momentos de crisis, las empresas se agarran a sus viejos servidores y equipos de red que ya no están dentro del período de garantía. Alguien tiene que conocer los puntos débiles del servidor, los discos duros que han muerto y el router que está fallando. Intenta que te llamen a ti cuando el sistema falle.

9. Acaba con las aplicaciones inservibles
En algún sitio, tal vez en varios sitios, habrá aplicaciones que funcionen sobre los servidores y que ya no se están utilizando desde hace años. Nadie sabe quién creó estas aplicaciones, quién las utiliza o por qué siguen ahí. Cargarte una aplicación puede significar poder prescindir de un par de servidores, ahorrar algún dinero en espacio en el servidor, liberar recursos y sobre todo parecer que eres alguien que sabe lo que se hace. Bien hecho.

10. Cierra el grifo
Haz un seguimiento a los servidores que se pueden dejar fuera de línea, a las impresoras que se pueden apagar en vez de dejarlas en hibernación, a los ordenadores que se pueden apagar en vez de dejarlos en standby. Estas acciones te colocarán instantáneamente en la categoría de “ahorrador energético”. Si encima te pones a calcular lo que estas acciones suponen de ahorro para la empresa, tendrás el futuro asegurado en ella.

Lea también :
Autor: