Durante el Black Friday crecen las ventas… y los ciberataques

eCommerceMarketingPagos ElectrónicosSeguridad

Kaspersky advierte de que los ataques al comercio electrónico se incrementan un 15 % en esta fecha.

Este viernes se celebra una nueva edición del Black Friday, y a continuación tendrá lugar el Cyber Monday, si bien ya hay comercios que han decidido adelantar los descuentos y transformar un día de ofertas exclusivas en varios días de rebajas especiales.

Además, otra tendencia que se está constatando con el paso del tiempo es que el Cyber Monday ha dejado de ser un día de compras mayoritarias en comercios físicos a depender del comercio online. Según cifras de las que se hace eco Kaspersky, en la actualidad solo un 12% de los consumidores acude exclusivamente a las tiendas físicas durante el Black Friday. En general, un 56% prefiere comprar online y un 55% usa sus móviles para las transacciones del Black Friday.

Al final esto atrae la atención de los ciberdelincuentes. Kaspersky también revela que los ataques al eCommerce crecen un 15 % durante el Black Friday. Y la probabilidad de sufrir un ataque de phishing financiero se incrementa un 24 % en comparación con el resto del año.

‘‘A medida que se acerca el Black Friday y el Cyber Monday, los usuarios deben estar aún más alerta. Se trata de una temporada de alta actividad para los ciberdelincuentes, que están al acecho para robar datos personales, el número de la tarjeta o las credenciales de las cuentas bancarias”, advierte David Emm, investigador principal de Seguridad de Kaspersky.

Por ello Kaspersky recomienda a los consumidores reglas básicas como instalar soluciones de seguridad en todos sus dispositivos, mantener actualizados el sistema operativo y las aplicaciones, aprovechar la autenticación de dos factores, utilizar contraseñas únicas para cada cuenta, hacer copias de seguridad, evitar webs de dudosa apariencia aunque cuelguen ofertas muy buenas, no clicar en enlaces inesperados o prestar especial atención a las URLs acortadas en el móvil. También se recomienda tirar de datos para las compras móviles en vez de confiar en conexiones wifi.

Otros consejos son reducir la cantidad de fondos en las cuentas bancarias online, usar tarjetas de prepago para los pagos por internet y limitar el número de intentos de transacción en la tarjeta.

“Con el fraude financiero en su punto más alto en toda la historia, la gente necesita estar segura de que sus datos y su información personal está a salvo, o cada vez se inclinará menos por comprar online”, opina David Emm. “Es aquí donde las empresas también tienen un papel por desempeñar, dando un paso atrás y reevaluando su estrategia TI para garantizar que existe un plan de seguridad con un ciclo de vida completo que incluya educación para los empleados, una mejor defensa para protegerse de los ciberataques y herramientas más fiables para la detección de ataques de día cero”.

Los comercios deberían confiar en servicios de pago reputados, mantener actualizado su software y adquirir soluciones de TI, ciberseguridad y de prevención del fraude.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor