El regulador británico de competencia no se muestra favorable a la compra de ARM por parte de Nvidia

Adquisiciones y FusionesEmpresas

El regulador británico de competencia se muestra poco favorable a la compra de ARM por parte de Nvidia.

Nvidia está interesada en adquirir al fabricante de microchips ARM, pero esa operación no termina de satisfacer a la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (Competition and Markets Authority, en adelante CMA), debido a la concentración de mercado que supondría esa adquisición.

Por el momento la CMA ha emitido un comunicado de prensa en el que señala los posibles riesgos de esa concentración de empresas, que podría perjudicar a la competencia y aumentar los precios, avanzando la necesidad de llevar a cabo una investigación más profunda de la operación. También destaca el organismo regulador que dado que muchos de los competidores de Nvidia emplean productos de ARM, hacerse con esta supondría una restricción a los mismos. Y es que pasarían a depender de su propio competidor como suministrador de un componente tan esencial en la industria tecnológica como son los semiconductores.

En su momento, y ante esta circunstancia de concentración de mercado, desde Nvidia se planteo la posibilidad de abrir a la competencia sus propios diseños de GPU, además de las propias licencias de ARM, lo que supondría permitir el acceso a su propio negocio de otros competidores, para así tratar de equilibrar la situación.

Ahora la decisión a tomar pasará a ser responsabilidad del Secretario de Estado del Departamento de Digital, Cultura, Medios y Deporte del Reino Unido, quien deberá optar entre iniciar una investigación más profunda sobre la operación o si la autoriza, y en este último caso si se imponen condiciones a Nvidia.

Lea también :