¿Cuáles son los beneficios de trabajar con una ISP Tier 1?

Proveedor de ServiciosProyectosRedes

Paul Ruelas, Director Senior de Productos en GTT de GTT, nos ofrece información interesante sobre la clasificación de los Proveedores de Servicios de Internet (ISP) en función de parámetros como el alcance y la potencia de las conexiones que ofrecen.

Las estructuras jerárquicas aparecen en numerosos ámbitos de la empresa, la tecnología y la sociedad en general. Los distintos proveedores de servicios de Internet (ISP) de acceso dedicado a Internet (DIA) a escala empresarial se clasifican utilizando un marco de este tipo, dividido en Tier 1, Tier 2 y Tier 3, en orden descendente de alcance y potencia de conexión. Sólo una organización con la escala, la infraestructura y los recursos necesarios para obtener la clasificación de ISP Tier 1 es capaz de ofrecer un verdadero acceso a Internet de alcance mundial. Sin embargo, hay mucho más que necesita saber si se quiere establecer una relación con un proveedor de telecomunicaciones que pueda proporcionarle conectividad Tier 1 y todas las ventajas que esta ofrece.

¿Qué es una red IP Tier 1?

Imagine Internet como un enorme edificio, es lógico que las redes Tier 1 (y toda su infraestructura relacionada) representen los cimientos. Internet no podría existir como una presencia global sin redes de este alcance que puedan conectarse a cualquier otra red (u otro destino en línea) en el mundo.

Las redes Tier 1 incluyen algunas organizaciones que son nombres familiares para los consumidores de todo el mundo y otras que son más conocidas en los círculos B2B a escala empresarial: AT&T, CenturyLink, Telia, Tata Communications, Verizon, Orange y GTT, por nombrar sólo algunas. En total, existen menos de 20 ISP Tier 1 en todo el mundo, y juntos – funcionando como un oligopolio efectivo – forman la base de la gran mayoría de la actividad de Internet en la Tierra.

Aunque estas organizaciones compiten entre sí en muchos aspectos, cooperan para compartir el tráfico web a gran escala mediante contratos conocidos como acuerdos de interconexión. Basándose en las necesidades mutuas, que a menudo se derivan de cubrir la misma zona geográfica, facilitar el mismo volumen de tráfico y otras similitudes, varios proveedores Tier 1 acuerdan ayudarse mutuamente a conectarse a sí mismos y a sus clientes a Internet. Las empresas suelen hacer esto por las demás a un coste mínimo o nulo, por lo que el proceso se denomina a veces “peering sin liquidación”. Como analizaremos con más detalle en breve, los ISP Tier 2 y 3 no pueden compartir el peering de esta manera.

Una empresa que busque servicios DIA que satisfagan sus necesidades de tráfico y faciliten una conectividad fiable no está en absoluto obligada a elegir una organización Tier 1 como su ISP. Las empresas de todo el mundo solicitan proveedores de Tier 2 y 3 para este fin y les va bien con esas redes. Sin embargo, cualquier organización que opere incluso en el extremo inferior de la escala empresarial estará normalmente mejor atendida por los proveedores Tier 1 debido al gran alcance de la IP: permitiendo a estas organizaciones manejar el tráfico en grandes volúmenes, con un nivel de rendimiento estable, mientras sus comunicaciones estén volando de ida y vuelta entre dos estados o dos continentes.

¿Cuál es la diferencia entre un ISP Tier 1 y una Tier 2?

Como ya se ha dicho, la primera gran diferencia (y sus respectivos proveedores) es la escala. Con algunas excepciones, incluso las mayores redes Tier 2 son considerablemente más pequeñas que sus homólogas de nivel 1 en términos de alcance geográfico y capacidad. La mayoría de ellas operan en un solo país o región.

Este hecho nos lleva al segundo gran contraste entre las redes Tier 1 y Tier 2: estas últimas deben pagar por el privilegio en términos de peering y tránsito IP, normalmente negociando acuerdos con uno o dos proveedores que pertenecen a la primera categoría.

Los proveedores Tier 2 son, por tanto, los principales clientes de IP en sentido descendente para los Tier 1 y, a su vez, suelen ser la principal fuente de tránsito de IP para los ISP Tier 3. Dicho esto, las empresas de nivel 3 pueden (y a veces lo hacen) dirigirse directamente a los ISP Tier 1 para su tránsito.

Las organizaciones designadas como Tier 3 suelen servir únicamente como “proveedores de última milla”, ofreciendo acceso local a Internet sobre todo a clientes residenciales y pequeños comercios. Además, las designaciones de nivel 2 y 3 se consideran a veces intercambiables, y dado lo limitado de sus recursos en comparación con las organizaciones Tier 1, efectivamente lo son.

¿Por qué comprar tránsito IP a un proveedor Tier 1?

La propuesta de valor inicial de los ISP Tier 1 es que ofrecen un alcance global más amplio que los ISP de nivel 2 o 3, debido a sus acuerdos de interconexión sin cotes añadidos con otras empresas de su nivel. Cualquier empresa multinacional o internacional necesitará probablemente el volumen de tráfico que proporcionan los Tier 1 en función de su alcance, y estos grandes ISP, pueden ofrecer exactamente este tipo de potencia de red bruta, a precios mucho más competitivos que sus homólogos de niveles inferiores.

Además, al gestionar el tráfico a escala global o casi global, los administradores de red de las empresas necesitan todo el control posible. Al aprovechar las ventajas de DIA en el nivel 1, el número (y la diversidad) de rutas disponibles permite a los administradores ejercer ese alto nivel de control. Esto se traduce en una experiencia más fiable para el usuario final, y mejor en general para las organizaciones.

Además, para cualquier empresa que pretenda implantar una solución de red de vanguardia como la red de área amplia definida por software (SD-WAN) y utilizarla en todo su potencial, la DIA de nivel 1 es casi obligatoria para poner toda la potencia posible detrás de ella.

Los clientes de los ISP Tier 1 sólo tienen que tratar con un proveedor -al menos en lo que se refiere a un servicio DIA- si así lo desean. Por el contrario, los usuarios de las empresas de nivel 2 y 3 deben tratar con una serie de proveedores diferentes y soportar toda la burocracia y la confusión resultante. Los proveedores de Internet Tier 1 reúnen el ancho de banda en los dominios de los clientes para que pueda agregarse a todas las oficinas e instalaciones con mayor facilidad, a diferencia del rendimiento disperso que resulta del uso de Tier 2 y 3 para el mismo propósito.

Autor
Saber más 
Saber más