Extremadura quiere ser líder nacional en generación de energías renovables

Green-ITInnovaciónProyectosSector Público

En un contexto de progresivo e imparable aumento de la generación de energía eléctrica procedente de fuentes renovables, el gobierno de la comunidad autónoma de Extremadura ha dado a conocer su Plan de Recuperación Económica, que entre otros proyectos plantea un ambicioso objetivo: conseguir un sistema 100 % basado en la energía eléctrica de origen

En un contexto de progresivo e imparable aumento de la generación de energía eléctrica procedente de fuentes renovables, el gobierno de la comunidad autónoma de Extremadura ha dado a conocer su Plan de Recuperación Económica, que entre otros proyectos plantea un ambicioso objetivo: conseguir un sistema 100 % basado en la energía eléctrica de origen renovable en 2050.

La lucha contra el cambio climático, el abaratamiento de la energía, la reducción de la independencia exterior, la bajada de precios en el consumo eléctrico, la optimización del gasto y la consolidación de Extremadura como región líder en España de generación de energías limpias forman parte de este proyecto como motor (verde) de riqueza y empleo.

Esta iniciativa se concreta en la Agenda para la Reactivación Social y Económica, que con el respaldo de la Agenda 2030 busca contribuir al desarrollo sostenible aunando protección medioambiental, generación de empleo y producción de riqueza.

Empleo y respeto al medioambiente

Un reto que plantea el horizonte de crear 80.000 puestos de trabajo directamente relacionados con la producción de energías renovables. En la actualidad Extremadura es la sexta región de España con mayor producción de este tipo de energías, siendo la tercera en generación e energía solar fotovoltáica y la segunda en solar termoeléctrica. De ahí que no esté tan lejano ese afán por conseguir que Extremadura sea la primera región española en generación de energía renovable.

Para que eso sea posible en 2030 debe cumplirse el Plan Extremeño Integrado de Energía y Clima 2020-2030, que propone 57 medidas repartidas en cuatro áreas: mitigación, adaptación, investigación e innovación/activación social.

Estas medidas incluyen la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y el aumento del consumo de energías limpias. Igualmente necesario es reducir al menos un 22 % el consumo de energía a través de las mejoras en eficiencia energética. En suma, una planificación que en el plazo de una década debe conseguir situar a Extremadura en la posición más destacada de la producción nacional de energía renovables, de manera que se aúnen respeto mediambiental, reactivación económica, laboral y social de la región.

Lea también :