Getxo inicia programa piloto de contenedores inteligentes que recompensan por reciclar residuos electrónicos

Green-ITInnovación

Un contenedor inteligente permite depositar pequeños equipos electrónicos que ya no vayan a emplearse, independientemente de que aún funcionen o no, recibiendo a cambio como incentivo una recompensa a modo de eco-crédito que poder canjear.

La localidad vizcaína de Getxo es pionera en el reciclaje con una experiencia piloto que mediante unos incentivos motiva a la reutilización de residuos electrónicos. La base es una serie de recompensas a cambio de la recogida de smartphones, tablets y otros pequeños dispositivos electrónicos.

La iniciativa parte de Recyclia, una entidad que agrupa a las Fundaciones Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimelec y Ecolum, dedicadas a la recogida selectiva y el reciclaje de equipos electrónicos, con una gestión que suma más de 257.000 toneladas recicladas desde 2001 y más de 30.000 toneladas de pilas y baterías usadas desde que comenzó su actividad.

La intención es centrarse especialmente en la recogida de tablets, un dispositivo del que los usuarios no suelen desprenderse con facilidad, incluso cuando han quedado obsoletos o en desuso. Un dispositivo presente en más del 56 % de los hogares españoles, aunque son cifras correspondientes a 2019 que podrían haber aumentado tras los meses de confinamiento en que ha aumentado notablemente el número de dispositivos informáticos adquiridos.

Eco-créditos a cambio de residuos electónicos

El programa piloto iniciado en Getxo se basa en un contenedor inteligente con el que los usuarios interactúan . Una app gestiona la recepción de los dispositivos y ofrece a cambio unos eco-créditos a través de un código QR que identifica al usuario. Este debe indicar al depositar el dispositivo electrónico para su reciclaje si funciona o no. En ese momento se genera una etiqueta que debe adherirse a la caja del dispositivo que se deposita en un compartimento.

De la gestión de estos residuos electrónicos se encarga la planta de Indumetal Recycling, que al recibir los dispositivos para su reutilización autoriza los eco-créditos, y estos pueden canjearse o recibir descuentos en la adquisición de otros productos además de donarse a un proyecto de reforestación.