IBM y Samsung colaboran en edge computing, Nube híbrida y 5G para alumbrar la Industria 4.0

5GMovilidad

Dos de las mayores empresas tecnológicas e informáticas se alían para ofrecer a las empresas industriales en un proceso de modernización que la sitúe en una nueva etapa de de desarrollo.

Samsung e IBM ayudarán a las empresas a adoptar la Industria 4.0, según un plan de colaboración anunciado por la empresa surcoreana.

El propósito es aunar alguna de las herramientas más innovadoras, como el edge computing, la Nube híbrida y el 5G, para explotar todo el potencial y modernizar la operativa que suponga adoptar un paradigma denominado Industria 4.0.

Tengamos en cuenta que una de la actividades de Samsung es la de fabricar dispositivos móviles, que se valdrían de las nuevas redes de comunicación de alta velocidad 5G de sus modelos Galaxy con la parte de gestión empresarial avanzada proporcionada por IBM. Aquí es donde se suman los aportes de las mencionadas edge computing y Nube híbrida con la inteligencia artificial o la arquitectura abierta de Red Hat.

Las ventajas de la Nube híbrida

Una vez que la Nube se encuentra cada vez más interiorizada en nuestra vida cotidiana llega el momento de la Nube híbrida abierta, un concepto que supone obtener datos de utilidad para el proceso productivo desde todos los ámbitos y ramificaciones de la empresa.

Son muchos los datos que pueden aportar valiosa información, decisiva para mejorar la productividad, aumentar la seguridad en el entorno de trabajo, maximizar la eficacia, minimizar los costes de producción y mantenimiento… el problema es detectar toda esa información, capturarla, procesarla y utilizarla.

Redes 5G: publicas y/o privadas

Cuando pensamos en redes 5G imaginamos una adición a nuestros hábitos de navegación capaz de superar con creces lo que supuso el 4G, pero nos olvidamos que esa tecnología puede ir más allá de lo que las operadoras pueden ofrecernos a los usuarios finales. Una tecnología nacida para servir al Internet de las Cosas (IoT, Internet of Things) con el que millones de dispositivos pueden acceder a la Red e interconectarse intercambiando información.

Esta conexión a alta velocidad, con mínima latencia, también puede ser de aplicación en circuitos privados, específicos para su utilización exclusiva por empresas. Se trata del denominado IoT industrial. El soporte técnico en este área corre de cuenta de Samsung. Comunicaciones tanto de interior como de exterior con distintas bandas. Y la conexión permite integrar la nube híbrida abierta de IBM, permitiendo colaboraciones cruzadas entre empresas y operadores globales de telefonía móvil y comunicaciones.

Interoperabilidad de sombrero rojo

La triple alianza entre IBM, Samsung y Red Hat permite explorar la interoperatividad integrando soluciones de hardware y software aportados por separado que ahora pasan a ofrecer un servicio conjunto, con una implementación recíproca que permite aprovechar lo mejor de los ecosistemas de cada uno en coordinación.

Las empresas obtienen así la máxima flexibilidad para la operativa de sus entornos valiéndose de los aportes de las tres empresas intervinientes.

 

Lea también :