Julia Bernal (Red Hat): “La sociedad tiene la idea de que ciertas profesiones, sobre todo las más técnicas, son cosa de hombres”

EmpresasFabricantes de SoftwareGestión EmpresarialOpen SourceProyectosSoftware

Acabar con las ideas preconcebidas respecto a los roles de género, dar mayor visibilidad a las mujeres líderes y acercar la tecnología a las jóvenes son algunas de las claves para atraer talento femenino al sector tecnológico, según explica Julia Bernal, country manager de Red Hat para España y Portugal.

La participación de la mujer en todos los planos de la sociedad es indispensable.  Por si el argumento de la igualdad no fuera suficiente por sí sólo, los datos demuestran que las empresas líderes en diversidad de género obtienen mejores resultados económicos.

Sin embargo, todavía perduran ciertos estereotipos que lastran la igualdad de género en los ámbitos más técnicos, como sucede en el sector tecnológico. Pero estamos a tiempo de cambiar esta situación si damos los pasos oportunos.

Por ejemplo, es fundamental dar visibilidad a las mujeres que dirigen importantes empresas de este sector, como Julia Bernal, country manager de Red Hat para España y Portugal desde finales de 2016, una de las líderes que hemos entrevistado en la serie ‘Women in Tech’. A lo largo de su carrera profesional ha ocupado diferentes puestos técnicos y de liderazgo en empresas líderes del sector como Oracle, Sun Microsystems o HP. Está casada y es madre de dos jóvenes.

– ¿Cuál es su valoración sobre el papel de la mujer en las carreras STEM en España, particularmente en el sector tecnológico?

Lamentablemente, en España, al igual que en el resto del mundo, se está produciendo un decrecimiento en el número de mujeres que eligen las carreras STEM. Concretamente, en España el 54% de nuestros universitarios son mujeres; pero sólo el 25% corresponden a carreras STEM y únicamente el 15% pertenecen a carreras tecnológicas.

Sin embargo, la participación de la mujer en todos los sectores es fundamental, ya que la diversidad enriquece el mundo, en general, y las organizaciones, en particular. La consultora Mckinsey presentó los resultados de un estudio en el que se demostraba que las compañías líderes en diversidad de género tienen un 25% más de probabilidades de obtener beneficios por encima de la media de su sector. Y este porcentaje aumenta al 36% cuando añadimos la variable étnica y cultural.

Desterrar preconcepciones de género

– ¿La brecha de género es mayor que en los países de nuestro entorno? En caso de ser así, ¿por qué cree que es?

Esta tendencia se repite en otros países europeos y puede estar relacionada con ciertos estereotipos que van marcando nuestra vida. La sociedad asume que ciertos roles sólo le corresponden a las mujeres o a los hombres. Y esta preconcepción del papel que debemos asumir según nuestro género, no contribuye en nada. En el caso específico del sector tecnológico, nos perjudica con la menor participación de las mujeres. Esto se debe a que tenemos la idea de que ciertas profesiones, sobre todo las más técnicas, son cosa de hombres.

Por tanto, no hay gran diferencia entre los países de nuestro entorno. Es una situación generalizada, que urge cambiar. Creo que todos vemos como la sensibilidad de estos temas en nuestro país se acentúa, cosa que me resulta gratificante. Hay que asegurarnos de que continuamos con acciones que reviertan esta tendencia.

– ¿Qué considera que se debería hacer para reducir dicha brecha? ¿Y para quebrar el ‘techo de cristal’?

Para reducir la brecha de género es necesario trabajar desde diferentes perspectivas. Por un lado, es necesario tener más referentes femeninos. Debemos empezar a dar mayor visibilidad a las mujeres líderes en innovación y tecnología. Por otro lado, debemos acercar la tecnología a las más jóvenes, para que entiendan lo apasionante que es este campo. Salir del efecto de que la tecnología es para ‘frikis’ y explicar a nuestras niñas que la tecnología no va sólo de dispositivos, sino de las cosas maravillosas que se puede hacer con esos dispositivos. La tecnología es fundamental hoy en la salud, la educación, la investigación científica o la lucha contra el cambio climático. Y esos son retos que seguro que les interesan. Además, las organizaciones deben desarrollar programas específicos dirigidos a mujeres para incentivarlas a asumir más retos y optar a puestos más relevantes.

Iniciativas para atraer talento femenino

– ¿Qué representación tiene la mujer en su organización? ¿Están tomando medidas para avanzar hacia la paridad? Si es así, ¿en qué consisten?

Julia Bernal, Country Manager de Red Hat Iberia 

En Red Hat somos más de 15.000 empleados en todo el mundo. En los puestos que no son técnicos, el 45% son mujeres. En el caso de la organización de Red Hat España y Portugal, nos sentimos orgullosos de tener prácticamente paridad en las diferentes funciones, con ratios superiores a la media del sector tecnológico. Y si nos centramos en las posiciones de liderazgo, incluso estamos por encima del 50%.

Somos conscientes de que tenemos que trabajar mucho para que más mujeres participen en el sector tecnológico y ayudar a que progresen en sus carreras profesionales. Por ello, desde Red Hat, nos comprometemos a promover el potencial de liderazgo de las mujeres y a ofrecer oportunidades transparentes e igualitarias para todos.

En este sentido, contamos con diversas iniciativas. Tenemos, por ejemplo, los programas de mentoring, y programa de desarrollo de liderazgo, entre los que se encuentra el Engineering Leadership Accelerator, un programa de doce meses para mujeres que tienen un alto potencial en puestos de ingeniería. Ha sido diseñado para fomentar la resiliencia y que busca tener un gran impacto en el liderazgo en Red Hat.

Además, contamos con la Comunidad de Liderazgo Femenino, que tiene divisiones en todo el mundo. A través de webcasts, sesiones virtuales de networking y programas de desarrollo profesional específicos, esta comunidad es capaz de satisfacer las necesidades de las mujeres en Red Hat. Es una comunidad que patrocina eventos, como el Día de Ada Lovelace y el Día Internacional de la Mujer, en los que celebramos los logros de las mujeres en STEM y en los que seguimos trabajando a favor de la igualdad de género.

Los premios anuales Women in Open Source de Red Hat también sirven para reconocer a las mujeres que realizan importantes contribuciones a los proyectos y comunidades de código abierto.  Y son una fuente de inspiración para animar a más mujeres a unirse a la comunidad de código abierto. Esperamos que se conviertan en un catalizador para mejorar la diversidad en la industria tecnológica.

En Red Hat Iberia hemos lanzado varias iniciativas externas no sólo para promover la educación STEM entre las jóvenes, sino también para encontrar oportunidades de diversificar el talento interno. Por un lado, tenemos los talleres Co.Lab, que muestra a las niñas de secundaria el poder de la colaboración dentro de un proyecto tecnológico; y el programa Work Shadowing, donde las niñas de distintos institutos pueden visitar las oficinas de Red Hat y aprender sobre la organización, su cultura y sobre las habilidades que son necesarias para tener una carrera profesional exitosa.

En paralelo, y por tercer año consecutivo, también organizamos Graduate Program, cuyo objetivo es atraer el talento femenino de perfil técnico para que puedan desarrollar su carrera profesional con nosotros. En la edición de 2020, 80% de los Graduados contratados a través de este programa fueron mujeres.

– ¿Cuál ha sido su experiencia propia? ¿Alguna vez se ha sentido relegada frente a sus colegas por ser mujer?

Estudié Ingeniería Informática en la Universidad Politécnica de Madrid cuando era una carrera que comenzaba a posicionarse como innovadora y con mucho futuro. En ese entonces conté con el apoyo de mi familia, que ha sido clave en mi desarrollo profesional, por los valores que me han inculcado y por apoyarme en todas las decisiones que he tomado.

Por mi experiencia personal puedo decir que en los primeros años de mi carrera profesional no percibí ningún tipo de discriminación, ni cuando estaba en la universidad, ni cuando salí a buscar mi primera trabajo. Incluso, puedo sentirme orgullosa de decir que al comenzar tenía sobre la mesa ofertas laborales de tres de las empresas más importantes del sector tecnológico.

Sin embargo, a medida que se asumen más responsabilidades, vas observando una cierta resistencia, no tanto una discriminación activa, sino situaciones como las de no ofrecerte la posibilidad de asumir nuevos retos, a menos que luches y hagas ver de forma proactiva que estás preparada para afrontarlos. Creo que a veces se asume muy rápidamente que una mujer no está motivada o no tiene la ambición para asumir esas nuevas responsabilidades.

La situación se complica un poco más a la hora de conciliar la vida familiar con la profesional, en ese momento te vuelves un poco invisible. Eso significa que tienes que demostrar más que tus compañeros para mantenerte en tu puesto y para seguir evolucionando. Esto hace que muchas mujeres, ante la magnitud del esfuerzo que supone, renuncien, porque se les hace demasiado duro o porque no tienen suficiente confianza en sí mismas o apoyo de su entorno más cercano. No obstante, me alegra observar que en estos últimos años hemos mejorado  en políticas de conciliación por lo que este hecho debería dejar de ser una barrera, aunque todavía haya camino que recorrer.

– ¿Qué consejos daría a las jóvenes que están iniciando sus carreras en perfiles STEM?

Lo más importante es ser valientes y confiar en nosotras mismas, así como en nuestras capacidades. No debemos ponernos ninguna traba, ni a la hora de elegir lo que estudiamos ni cuando intentamos progresar en el trabajo, porque podemos llegar a donde queramos. Las carreras STEM resultan apasionantes y, a través de ellas, podemos tener un impacto positivo en muchos aspectos de la vida, contribuyendo así con la sociedad y con el mundo que nos rodea.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor