La pandemia intensifica el interés por los coches ecológicos

Green-ITInnovación

Los españoles se plantean comprar un coche híbrido o eléctrico ante el miedo a viajar en transporte público y motivados por la ayudas aprobadas del Gobierno.

Los cambios sociales que está dejando a su paso la pandemia de coronavirus se notan más allá de los hábitos de consumo y trabajo, con tendencias cada vez más digitales. La crisis sanitaria también impacta en el transporte.

Los usuarios están avivando su interés por los vehículos ecológicos tras el periodo de confinamiento, como son los híbridos y los puramente eléctricos. La intención de compra de este tipo de coches se ha duplicado frente a alternativas menos sostenibles en solo un año, según datos de Coches.com.

Como consecuencia de la pandemia, crece la inseguridad a la hora de viajar en el transporte público junto a otra gente. Por miedo al contagio, son muchos los que prefieren optar por el transporte privado. Además, los vehículos con etiqueta Eco o 0 Emisiones permiten acceder a núcleos urbanos restringidos. A esto hay que añadir que la COVID-19 estaría incrementando la conciencia ecológica de los consumidores, que ahora se preocupan más por cómo su comportamiento impacta al medioambiente.

Una cuarta razón que explica el auge de estos vehículos son las ayudas aprobadas recientemente por el Gobierno español para incentivar la movilidad eficiente. Los españoles pueden acogerse a ayudas de hasta 5500 euros para hacerse con un modelo eléctrico.

Coches.com dice que las búsquedas sobre vehículos sostenibles se han incrementado un 65 % en un año. Las búsquedas de alternativas de 0 emisiones, esto es, del coche eléctrico, se han disparado un 88 % y las del coche híbrido lo han hecho un 44 %.

Eso sí, a la hora de comprar, más gente se decanta por la opción híbrida, con una conversión a compra real que supera a la de los vehículos eléctricos: se convierten en venta un 61,9 % de las solicitudes de información frente al ratio de éxito del 47,7 % que presentan unos coches eléctricos que todavía tienen que superar la barrera del precio. El coste medio de este tipo de coches es un 54 % mayor que el de coches diésel y a gasolina. El sobrecoste de los coches híbridos, por su parte, es del 23 %.

Otras cuestiones que frenan la adquisición son el tiempo de recarga, la autonomía y la falta o el mal mantenimiento de la infraestructura de recarga.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor