“La salud es un sector rico en datos, aunque pobre en información”

Datos y AlmacenamientoInnovación

Microsoft apunta que la inteligencia artificial permitirá al sector sanitario pasar de un enfoque reactivo en los tratamientos a otro proactivo, en favor de “la prevención, el bienestar, diagnósticos más rápidos y la medicina de precisión”.

La inteligencia artificial (IA) es uno de los fenómenos tecnológicos que más expectativa causan. Y que más beneficios podrían traer a la sociedad.

Los avances que se están realizando en materia de inteligencia artificial implican a diferentes sectores, incluidos algunos delicados como el sanitario.

Compañías como Microsoft, que está experimentando en este campo, consideran que la IA permitirá a los profesionales de la salud enfrentarse a retos cruciales como el aumento de la población o su propio envejecimiento. Y es que estos cambios poblacionales conllevan la existencia de más y más pacientes, que podrían tener además enfermedades crónicas y una necesidad de cuidados constantes. Esto, a su vez, provoca un incremento en la inversión en sanidad y su impacto en el PIB.

El Gigante de Redmond, por boca de su Chief Medical Officer, Simons Kos, apunta que la clave está en la obtención de conocimientos a partir de los datos. Y explica que, si bien los registros se han ido digitalizando, esto todavía tiene que provocar mejoras en la asistencia a los pacientes. “La salud es un sector rico en datos, aunque pobre en información”, dice.

“Aplicando a estos datos tecnologías cognitivas como la Inteligencia Artificial”, añade Kos, “el sector puede cambiar de tratamientos tradicionales, con un enfoque reactivo, a un sistema de salud proactivo, basado en la prevención, el bienestar, diagnósticos más rápidos y la medicina de precisión”.

Al final se podrían impulsar mejoras médicas, optimizar los resultados clínicos y ofrecer un cuidado más avanzado a los pacientes.

Un desafío se abre aquí es el de la protección de recursos tan sensibles como los repositorios de información clínica. Así que los profesionales, no solamente de la medicina, sino de la política y reguladores tendrían que ver cómo tratar usos que sean secundarios, según Microsoft.

En cualquier caso, “ayudando al público a desempeñar un papel más activo e informado en la atención médica, y capacitando a los profesionales de la salud con la mejor información, la IA impulsará servicios más eficaces, eficientes y accesibles que nunca”, opinan desde la compañía tecnológica.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor