Lenovo se marca como objetivo crecer un 20% en España

CloudDatacenterMovilidadPCPortátilesWorkspace

Tras cerrar un ejercicio marcado por el crecimiento del 40% en PC y 74% en servidores, el fabricante Lenovo quiere mantenerse como un referente también en computación de alto rendimiento.

Especial desde Malta

Se avecinan cambios notables en la forma de usar la tecnología, tanto en el ámbito personal como en el corporativo. Para las nuevas generaciones que entran en el mercado laboral, el uso de dispositivos móviles es imprescindible, por lo que los espacios de trabajo tienen que adecuarse a estas circunstancias.

Las oficinas del futuro serán muy distintas a las actuales. Serán cada vez más pequeñas (desde 2010 se ha reducido un 30% su espacio) y contarán con una infraestructura que facilite esa movilidad a los empleados. Además de ello, será necesario aumentar la fiabilidad a la hora de conectarse a las aplicaciones y servicios, ya que de ello depende su productividad. Las reuniones, por ejemplo, serán más virtuales y en poco tiempo no será necesario estar presente, sino que la colaboración se realizará de forma remota sin perder por ello eficacia.

Son algunas de las conclusiones a las que llegaba Alain Raison, director ejecutivo de Lenovo para EMEA, durante el encuentro anual que está manteniendo el fabricante con socios, clientes y prensa, en esta ocasión en La Valeta, Malta.

Con estas previsiones en la mano, se hace cada vez más importante disponer de dispositivos inteligentes e infraestructura de computación que pueda hacer la vida más fácil a los usuarios de ambos mundos.

Para Lenovo, el negocio relacionado con el PC sigue siendo clave en su estrategia, aunque todo lo relacionado con el centro de datos, como son los servidores x86, está ganando enteros desde la adquisición de esta división a IBM, “un punto de inflexión en nuestra llegada al mercado profesional”, admitía Raison.

A día de hoy, la venta de ordenadores al mercado de consumo genera un 55% de las ventas, mientras que el 45% restante llega desde el ámbito profesional. Pero estos porcentajes podrían variar en el futuro, tal y como adelantaba Alberto Ruano, director general de Lenovo para España y Portugal.

Un referente en Europa

El negocio de Lenovo en EMEA ha crecido por encima de la media mundial. Según las cifras ofrecidas por la propia compañía, a nivel global creció en su pasado ejercicio fiscal un 11%, mientras que en Europa, Oriente Medio y África se elevó hasta el 18%, región donde ha vendido 14 millones de unidades de PC en sus distintas variedades.

Alberto Ruano, director general de Lenovo para España y Portugal, en un momento de su intervención en La Valeta, Malta

Es un crecimiento en el que la filial española ha sido protagonista, ya que aquí sus ventas de PC han crecido en torno al 40% (1,2 millones de unidades). En un mercado plano como es este, tal cifra es muy positiva para el fabricante chino. “Somos un referente para nuestros colegas europeos”, señalaba Ruano, que desgranaba algunos motivos de estos resultados: “estamos penetrando cada vez más en el midmarket gracias a la creación de un equipo específico para dar respuesta a empresas de menos de 1000 empleados. Pero la renovación y ampliación de nuestro portfolio de dispositivos móviles también ha servido para llegar a más consumidores, así como cerrar más acuerdos en el sector educativo”. Aquí, su alianza con Intel y Microsoft sigue dando sus frutos, incluyendo tabletas basadas en Windows, una combinación necesaria en entornos de enseñanza.

Pero Ruano admitía que aún queda margen de mejora y mucho camino por recorrer, algo que solamente pueden conseguir trabajando en equipo con su ecosistema de partners, desde mayoristas a integradores, pasando por distribuidores y retail: “Tenemos que trabajar como un único equipo, mantener la disciplina y asegurar que existe conexión entre todos los segmentos de negocio. Somos conscientes de que nuestra respuesta al ecosistema tiene que ser más ágil y estamos trabajando para conseguirlo”.

Por supuesto el desarrollo del componente tecnológico también es imprescindible. Aquí seguirán reduciendo el grosor y el peso de los dispositivos portátiles, así como los elementos internos para mejorar su rendimiento y autonomía, características cada vez más importantes para cualquier usuario.

Con todo, los objetivos marcados por Lenovo en Iberia para el nuevo ejercicio fiscal son ambiciosos: “En consumo queremos crecer un 15%, mientras que en SMB y profesional le porcentaje se eleva al 20%”, son cifras que están a nuestro alcance y podemos conseguirlas, finalizaba Ruano.

Centro de datos y HPC

Como adelantamos al comienzo de este artículo, la adquisición de la división de servidores x86 de IBM en 2014 ha supuesto un antes y un después para Lenovo. Tras un periodo de transición marcado también por un mercado que ha sufrido durante los últimos años, la división para centro de datos del fabricante está cosechando buenos resultados y es la marca más fiable y con mejor satisfacción del cliente. Ángel Ruiz, director de Lenovo Data Center Group para España y Portugal, daba algunas pinceladas de la progresión que ha mantenido este segmento de negocio. “En 2011 Lenovo no tenía ningún supercomputador en el ranking Top500. En 2017 97 de ellos contaban con nuestra infraestructura”.

También habló del Barcelona Supercomputing Center (BSC), el sistema más potente a nivel nacional y uno de los primeros a nivel mundial, que está basado en servidores de Lenovo.

Y en la actualidad están trabajando en el supercomputador más potente de Europa, que estará localizado en Alemania.

Sin embargo, para Ruiz lo más importante no es mirar las cifras o la cuota de mercado, sino mantener fiabilidad y satisfacción del cliente, características que le están permitiendo crecer a doble dígito durante los últimos trimestres, tal y como adelantaba a Silicon en exclusiva en una reciente entrevista.   

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor