Los ciberdelincuentes podrían atacar coches eléctricos a partir de sus cargadores

Seguridad

Y el ataque también podría derivar en daños en la red eléctrica del hogar, perjudicando a otros dispositivos conectados.

Kaspersky Lab ha comunicado una detección de vulnerabilidades que afecta al mercado de los coches eléctricos.

En concreto, sus investigadores descubrieron problemas en ciertos cargadores de batería con una función de acceso remoto que los ciberdelincuentes podrían explotar en su beneficio. Entre otras cosas, para causar una sobrecarga de energía con daños en la propia red eléctrica del hogar a la que se conectan estos accesorios y perjudicando a otros dispositivos conectados a la misma y no protegidos.

Según explica Kaspersky Lab, que dice que ya se ha puesto solución, era posible iniciar comandos y actuar sobre el procesador de carga, para detenerlo o ponerlo al máximo. Así, otra consecuencia sería impedir el uso del coche.

“La gente a menudo se olvida de que, en un ataque dirigido, los cibercriminales siempre buscan comprometer los elementos menos obvios para pasar desapercibidos. Por eso es muy importante buscar vulnerabilidades, no solamente en innovaciones técnicas no investigadas, sino también en sus accesorios”, comenta Dmitry Sklyar, investigador de seguridad de Kaspersky Lab.

En este caso, a un criminal le habría bastado para iniciar el ataque con obtener acceso inalámbrico a la red por fuerza bruta.

“Los vendedores deben ser muy cuidadosos con los dispositivos de los vehículos conectados y poner en marcha recompensas por errores o pedir a los expertos en ciberseguridad que revisen sus dispositivos”, determina Sklyar.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor