Mercedes, Volkswagen y otros fabricantes de coches valoran acumular semiconductores

FacturaciónGestión EmpresarialMovilidadSmartphones

Acumular ahora para evitar escasez en el futuro, esa parece ser la estrategia de algunos fabricantes europeos de automóviles.

Ya te hemos contado en SILICON el recorte de producción que tuvo que afrontar el sector automovilístico debido a la escasez de semiconductores, una situación que no queda aislada sino que enlaza con la iniciativa promovida desde el seno de la UE de que Europa cuente con su propia industria de semiconductores. Se trataría así de combatir la escasez que frena la producción de automóviles, crítica en un momento en el que debido a la pandemia están descendiendo las ventas de vehículos.

En este contexto se explicaría la toma en consideración por parte de algunos fabricantes europeos de automóviles de hacer acopio de stock de semiconductores para anticiparse a futuras restricciones de este componente esencial para unos vehículos cada vez más cargados de electrónica, cada vez más informatizados.

670.000 vehículos menos en el primer trimestre

Se calcula que al menos hasta marzo se dejarán de producir 670.000 automóviles en todo el mundo ante la falta de disponibilidad de semiconductores.

Se trata de fabricantes como Honda, Ford, Mercedes, Porsche, que en los últimos meses habrían sufrido la escasez de semiconductores y buscarían asegurar que en el futuro no sucede esta rotura de stock. Planearían aumentar los encargos a fin de disponer de reservas suficientes en caso de escasez, como ha reconocido Oliver Blume, CEO de Porsche.

Esta escasez de tan vital componente ha supuesto una importante modificación en los planes de producción de muchos fabricantes. Ford tuvo que reducir la producción de eu exitoso pick-up F-150, Honda se ha visto obligada a reducir su producción mensual en 4.000 vehículos por no disponer de suficientes semiconductores, unos recortes que ya avanzaban que continuarían al menos durante todo el primer trimestre de 2021. Y por último en Volkswagen ya tuvieron que admitir en diciembre que deberían adaptar sus fábricas en Europa, China y Norteamérica debido  a la carencia de suministros de semiconductores.

Pandemia, móviles y coches eléctricos

Las principales razones para esta falta de semiconductores estriban por un lado en el parón que sufrió la industria de fabricación de componentes electrónicos durante el inicio del confinamiento debido a la COVID-19, con una posterior dificultad para recuperar el ritmo anterior de producción.

Por otro lado la industria tecnológica se nutre de los mismos componentes para montar smartphones, tablet y demás dispositivos, y su demanda no ha cesado por lo que ha quedado menor cantidad de existencias disponibles. Finalmente la creciente industria del automóvil eléctrico ha supuesto la llegada de un nuevo actor con su propia demanda, con lo que literalmente no queda suministro suficiente. De ahí la mencionada iniciativa de la UE para que Europa goce de su propia industria de fabricación de semiconductores.

 

Lea también :