¿Qué supone la transformación inteligente en un mundo basado en los datos?

Cloud

El almacenamiento híbrido y all flash de Lenovo acelera el acceso a los datos, al mismo tiempo que escala sin problemas desde el Edge al Centro de Datos y a la Cloud.

En un mundo hiperconectado, la importancia de los datos implica una elevada capacidad de adaptación. Este ha sido el núcleo central según el que va a girar este encuentro. David Rebollo, Storage Sales Specialist de Lenovo Data Center Group Iberia, ha sido el encargado de analizar cómo se lleva una transformación inteligente en ese mundo impulsado por los datos.

La digitalización en la que se ven sumergidas, inevitablemente, todas las empresas, requiere de soluciones para estas aplicaciones emergentes. Por eso, el objetivo es descubrir cómo ese almacenamiento híbrido y all flash puede acelerar el acceso a los datos mientras se escala desde el Edge al centro de datos y al cloud.

“El cambio en las empresas ha demostrado claramente la importancia del dato. Desde Lenovo, apoyándose en la alianza con NetApp, estamos aportando al mercado soluciones que están siendo muy bien acogidas por los clientes”, arrancaba Rafael Herranz, Director General de Lenovo Data Center Group Iberia.

“Partimos de la base de que los datos son el nuevo objetivo y la forma en que se gestionan y se controlan es algo fundamental para las empresas”, explica David Rebollo. “Estas se están transformando y parten de un requisito para las nuevas tendencias, las cuales están cambiando la velocidad de acceso a los datos de una manera que nunca habíamos visto. Lo que necesitamos es abordar el problema mediante acciones inteligentes y audaces. Hay que tener en cuenta la cantidad y la variedad de datos, la velocidad y, por supuesto, la seguridad de los datos, que puede convertirse en un gran problema”, matizaba Rebollo.

“El 75% de las empresas pueden sufrir problemáticas en el tratamiento de sus datos de cara a 2027”.

Rebollo afirma que “todos se van a ver afectados”. A lo que añade: “El porcentaje de riesgos tradicionales está en proceso de interrupción del negocio; por ejemplo, servicios públicos, con un porcentaje de un 29%, o el comercio minorista con un 25%. O incluso en el sector transportes 14%, sin tener en cuenta la crisis del coronavirus”.

Lo que hay que encontrar son los cuatro pilares que imprescindibles para establecer una base adecuada para gestionar los datos. El primero es el valor, poder ofrecer el coste óptimo de la solución que estamos gestionando. Hay que pensar que la transformación digital necesita de hacer cosas más rápido y agilizar la toma de decisiones en cuanto a todos esos datos: flexibilidad en el movimiento de datos en la nube. Y dependiendo de estos tres pilares, viene la seguridad, que es fundamental para cualquier empresa.

“Las tecnologías flash emergentes son los suficientemente económicas como para albergar aplicaciones menos sensibles en rendimiento, algo que siempre ha sido una fortaleza en cuanto al portfolio de Lenovo”, explicaba David Rebollo.

La tecnología flash responde a esa transformación en todo el sector tiene su objeto en que la industria aproveche esta tecnología con todas las características de protección de datos y puedan gestionarse servicios en la nube. A medida que añadimos nuevas cargas de trabajo y flujos en el centro de datos, lo que los clientes están buscando es el rendimiento de las cargas de trabajo, eficiencia, seguridad y poder administrar los datos.

Hablando del valor y el acceso a los datos, están cambiando la forma de administrar estos mismos. El objetivo que se persigue ahora es el de administrar los datos en la nube y en el Edge. Pero, ¿cómo se puede encajar esto cuando queremos dar valor a los datos y nos encontramos con un problema de movilidad? Es ahí donde muchos clientes están ejecutando servicios en una nube híbrida.

“La seguridad puede convertirse en un problema si no la gestionamos bien, se puede convertir en un riesgo multidimensional”.

Para evitar ciertos problemas de latencia, Lenovo ofrece un entorno End to End desde el propio Edge pasando por el data center. “La industria está aplicando la tecnología All-Flash porque con todas esas características ya comentadas de protección de datos o almacenamiento se pueden, por supuesto, ejecutar servicios en la nube”, comenta Rebollo.

Lenovo es capaz de conducir esta situación perfectamente por lo que, a medida que se añaden nuevas cargas de trabajo y nuevos flujos en el centro de datos, lo que buscan los clientes es el rendimiento de las cargas de trabajo en cabinas all-flash buscando eficiencia, controlar los datos desde el Edge hasta el centro de datos on premise, seguridad en cualquier entorno y que se puedan abstraer los datos en valor de cara al futuro.

“Por este motivo los productos all-flash de Lenovo están teniendo un gran impulso, porque están comenzando con algo pequeño, siendo reconocido como el fabricante que más rápido esta creciendo en el mercado”, concluía Rebollo.

Lea también :