El sector tecnológico se vuelca en la sostenibilidad

CloudDatacenterEmpresasGreen-ITInnovación

La sostenibilidad se ha convertido en una prioridad para toda la sociedad. Las empresas del sector tecnológico tienen mucho que decir, apostando decididamente por ella en su estrategia corporativa.

“El futuro será sostenible o no será”. Ésta es una afirmación que solemos oír en todos los eventos sobre sostenibilidad y cambio climático. El sector tecnológico no es ajeno a ello y todas las empresas, desde centros de datos hasta fabricantes de dispositivos electrónicos o desarrolladores de software, han colocado la sostenibilidad en el centro de su estrategia corporativa.

“La sostenibilidad ya es en una parte crucial y decisiva de la estrategia y la mentalidad de muchas empresas”, reconoce Carlos Carús, responsable de Tecnología de Amazon Web Services para España y Portugal. El Climate Neutral Data Centre Pact, firmado recientemente por 42 empresas y asociaciones que operan en el continente europeo, es una muestra de ello.

A continuación, repasamos las líneas estratégicas y las iniciativas más señeras de algunas de las empresas más representativas del sector.

Amazon Web Services

“AWS tiene el compromiso de dirigir el negocio de la manera más sostenible con el medio ambiente posible. Y además de impulsar las ventajas medioambientales asociadas de manera inherente al uso de aplicaciones en la nube, se compromete a utilizar únicamente energías renovables en toda su infraestructura a nivel global. Esto se enmarca dentro de las acciones que Amazon está llevando a cabo como parte de ‘The Climate Pledge’, un compromiso para alcanzar cero emisiones de carbono netas en 2040, 10 años antes del Acuerdo de París”, expone Carús.

Además, especifica que Amazon cuenta con 206 proyectos de energías renovables en todo el mundo. En España, ha anunciado cuatro proyectos solares para producir 368 MW de capacidad de energía renovable. Su primer proyecto solar operativo fuera de Estados Unidos es un parque solar de 149 MW en Alcalá de Guadaira (Sevilla), que ya está suministrando energía a la red eléctrica. Pronto entrará en funcionamiento una nueva planta solar en Zaragoza (49 MW) y después vendrán dos proyectos en Andalucía y Extremadura. “Suministrarán energía renovable a las redes españolas que alimentan la red logística de Amazon y los centros de datos de AWS que respaldan a Amazon y a millones de clientes de AWS en todo el mundo”, anota.

Por otra parte, recalca que “los proveedores de servicios en la nube a gran escala logran unos porcentajes de uso de los servidores del 65%, frente al 15% de los servidores locales, lo que significa que las empresas que se desplazan a la nube aprovisionan menos de la cuarta parte de los servidores que necesitarían localmente”. Además, señala que “la eficiencia energética de un centro de datos local suele ser un 29% inferior que la de un proveedor de servicios en la nube a gran escala, ya que estos cuentan con diseños de instalaciones, sistemas de refrigeración y equipos optimizados para las cargas de trabajo de primera clase”.

De este modo, al sumar estos factores —menos servidores y mayor eficacia energética de los mismos—, “los clientes sólo necesitan un 16% de la potencia en comparación a una infraestructura local, lo que representa una reducción del gasto energético del 84%”, puntualiza.

Cisco

“Cisco ocupa la primera posición de las 100 compañías más sostenibles del índice Barron, Además, Corporate Knights nos sitúa como una de las 100 compañías globales más sostenibles y somos número uno en el informe Gartner Supply Chain ‘Top 25 de 2020’, destacando nuestra apuesta por la economía circular”, declara Andreu Vilamitjana, director general de Cisco España.

La compañía se centra en cinco grandes iniciativas para combatir el cambio climático en la industria TIC: uso de energías renovables, diseño circular de productos, colaboración remota, soluciones energéticamente eficientes y operaciones eficientes en oficinas, laboratorios y data centers. “En el ejercicio fiscal 2020 hemos logrado el objetivo de reducir nuestras emisiones de CO2 a escala global un 55%, con el objetivo del 60% en 2022. Asimismo, Cisco ya utiliza un 100% de energía renovable en varios países del mundo —EE.UU., Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Suiza y Reino Unido—.  Pretendemos utilizarla para al menos el 85% de nuestro consumo global en 2022. Y también reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 1 y 2 —energía necesaria para operar laboratorios y data centers— en un 60% en 2022, en comparación con 2007”, detalla.

Además, indica que el 92% de sus routers, switches y diverso equipamiento para la red y el data center están certificados como energéticamente eficientes. La compañía también aspira a diseñar el 100% de sus nuevos productos y embalajes basados en principios de diseño circular para 2025. Y en la cadena de suministro, pretende que el 80% de sus proveedores establezcan objetivos públicos de emisiones de gases de efecto invernadero para 2025.

Por otro lado, ayuda a organizaciones de todo el mundo a reducir y optimizar su consumo energético en tres ámbitos fundamentales: centros de datos, infraestructura de conectividad y oficinas, con herramientas de colaboración remotas, espacios de trabajo virtuales/compartidos y control PoE inteligente. Además, dispone de programas para reciclar basura electrónica, tanto internamente en Cisco como por parte de sus clientes y partners. Asimismo, Cisco Foundation destinará 100 millones de dólares a lo largo de los próximos diez años para hacer frente a la crisis climática, financiando proyectos sin ánimo de lucro.

Dassault Systèmes

“Gracias a nuestra plataforma virtual y colaborativa 3DEXPERIENCE, ponemos a disposición de empresas y particulares universos virtuales 3D colaborativos para imaginar innovaciones sostenibles. La tecnología de gemelos virtuales ayuda a tener un menor impacto en el cambio climático y el medio ambiente a través de una economía más circular y baja en carbono. En concreto, los modelos de gemelos virtuales están impulsando la innovación disruptiva y sostenible en todos los sectores industriales, dentro de iniciativas clave para el medio ambiente y la sostenibilidad, como las ciudades inteligentes y los vehículos sin conductor, la aviación con energía solar, las centrales hidroeléctricas o las turbinas eólicas”, desgrana Nicolas Loupy, director general para España y Portugal de Dassault Systèmes.

Por ejemplo, una de sus iniciativas clave en el campo de la sostenibilidad es ‘Water for Life’. “Tiene como objetivo aumentar la concienciación sobre los retos sociales y medioambientales y apoyar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU impulsando el uso de mundos virtuales por parte de la industria para frenar el impacto del consumo en el agua”, comenta.

La compañía también apoyará la idea de la huella del agua a través de su 3DEXPERIENCE Lab, “utilizando la inteligencia colectiva para acelerar innovaciones disruptivas como EEL Energy, que transforman los procesos de las industrias que necesitan reducir su consumo de agua, además de reforzar este compromiso con una asociación de incubadoras en todo el mundo como OceanHub Africa”, explica.

También fomentará programas educativos destinados a aumentar la concienciación sobre los principales problemas relacionados con el agua, como el proyecto Mission Ocean en Francia, que cuenta con el apoyo de La Fondation Dassault Systèmesv.

Equinix

“Equinix ha anunciado recientemente su compromiso de convertirse en neutral en materia de cambio climático y ha establecido el objetivo de reducir las emisiones en todas sus operaciones globales y en la cadena de suministro para 2030. Alineado con el Acuerdo Climático de París, este compromiso es un paso crítico para asegurar que Equinix continúe avanzando en las inversiones e innovaciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mantener el calentamiento global a 1,5 ºC”, declara Juan Romero, Operations Director de Equinix en Iberia.

“El objetivo de reducción de emisiones de Equinix, aprobado por la iniciativa Science Based Target (SBTi), se basa en la sólida trayectoria de la empresa en materia de crecimiento sostenible e innovación, incluyendo el logro de utilizar más del 90% de energía renovable en sus data centers de 2018 a 2020. Logro que en España se traduce en que nuestros data centers operan con un 100% de energía renovable. Servimos como ejemplo a nivel global para demostrar la viabilidad, ya no sólo en el sector del data center, sino en cualquier tipología de industria que consuma gran cantidad de energía eléctrica”, añade.

Además, explica que la compañía, como parte de su objetivo, “pretende reducir sus emisiones de Alcance 1 y 2 —directas e indirectas de la electricidad— en un 50% para 2030, con respecto a 2019”. Para lograrlo, Equinix se propone alcanzar el 100% de energía renovable en 2030, cumpliendo su compromiso con la iniciativa RE100. “Las reducciones adicionales de las emisiones de carbono se lograrán mediante el impulso del ahorro a través de la eficiencia energética, la reducción de la pérdida de refrigerantes, la eliminación gradual de los refrigerantes de alto potencial de calentamiento global y la investigación de soluciones para la sustitución de los generadores diésel por tecnologías de generación in situ más limpias”, apunta Romero.

GFT

“El compromiso de GFT con la sostenibilidad y la reducción de emisiones está muy presente en toda una serie de iniciativas, tanto internas como externas, afirma Lucía Bayce, directora de marketing y comunicación de GFT España. “En el apartado externo, destaca nuestra recién presentada iniciativa GreenCoding, una propuesta para el desarrollo de código sostenible que puede ahorrar millones de toneladas de emisiones de CO2 gracias a la tecnología. Con ella, GFT ayudará a otras compañías a diseñar, programar y ejecutar el software de una forma mucho más respetuosa con el medioambiente, contribuyendo así a preservarlo y a la lucha contra el cambio climático”, explica.

“A nivel interno, hemos querido impulsar nuestro compromiso medioambiental marcándonos como objetivo climático alcanzar la huella de carbono cero para nuestras propias operaciones en 2025. Y para 2030, conseguir que el core business de GFT sea compatible con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 °C. En esta misma línea, ya hemos sustituido toda la iluminación de nuestra sede central en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) por leds, y se continuará próximamente en las otras; hemos instalado puntos de recarga para vehículos eléctricos, también en Sant Cugat; y por último, consumimos energía verde en todas nuestras oficinas, contratada con garantía a través de nuestro suministrador de electricidad”, agrega.

Por otro lado, la compañía acaba de conceder el premio de la 1ª edición del Foro de Inversión Sostenible, organizado junto a IESE para seleccionar proyectos emprendedores innovadores y sostenibles en los sectores de la energía y la automoción.

Google

“En Google estamos completamente comprometidos con la sostenibilidad. Ha sido un valor fundamental desde que Larry y Sergei fundaron la compañía hace dos décadas. En 2007, fuimos la primera gran empresa en lograr la neutralidad de carbono. También fuimos pioneros en 2017, igualando nuestro consumo de energía con alternativas 100% renovables. Nuestra nube global es la más limpia de toda la industria. El año pasado, además, cancelamos nuestra deuda de carbono. En este momento, la huella de carbono neta de toda la historia de Google es cero”, indica el equipo de Google España. Además, la compañía se ha fijado como objetivo para 2030 operar sólo con energía sin carbono, las 24 horas del día y 7 días a la semana, en todos sus centros de datos y campus del mundo.

Asimismo, la empresa asegura que invertirá en soluciones que permitirán tener energía limpia y fiable a cualquier hora del día y en cualquiera de sus instalaciones. “Por ejemplo, en la combinación de fuentes de energía solar y eólica, además de aumentar el uso de energía almacenada en baterías; o en inteligencia que nos permite optimizar nuestra demanda de electricidad y nuestras previsiones de consumo”, detalla.

Google también espera alcanzar la descarbonización completa del suministro de electricidad de su centro de datos. “Es nuestro próximo paso fundamental para lograr un futuro sin carbono y ofrecer a los clientes de Google Cloud la nube más limpia del sector. En el camino hacia este objetivo, cada región de Google Cloud utilizará una combinación energética en la que la energía sin carbono se irá imponiendo progresivamente a la de origen fósil. Estamos publicando nuestros progresos en cada región para que las empresas puedan tener en cuenta las emisiones de carbono a la hora de decidir dónde ubicar sus servicios en nuestras infraestructuras”.

HP

Su estrategia se basa en actuar en tres pilares: medio ambiente, personas y comunidades en la que opera. En el entorno medioambiental, su plan se centra en las emisiones de carbono, la aplicación de los principios de circularidad y la protección de los bosques. “Entre los compromisos planteados, destacan los avances que la compañía está realizando para impulsar una economía con neutralidad de carbono y totalmente regenerativa, reducir su huella medioambiental global y favorecer su negocio a largo plazo y crear la oferta de productos y soluciones más sostenible de la industria”, indica Nuria Arocas, responsable de Sostenibilidad de HP España.

Para ello, la compañía apuesta por la impresión y sistemas personales como servicio —renovación de los suministros de impresión, hardware como servicio y hardware certificado de segundo uso—, el uso de materiales sostenibles —renovables y reciclados—, la descarbonización de la cadena de suministro —impulsar y apoyar la reducción de carbono de los proveedores, el uso de electricidad renovable, la adopción de transporte terrestre y de combustibles alternativos y vehículos eléctricos para el envío de productos—, la eficiencia energética —diseñar tecnologías eficientes para los  productos existentes y nuevos— y realizar inversiones forestales —restauración y protección de los bosques y seguir abasteciéndose de materiales certificados o reciclados—.

En el pilar de las personas, la compañía continuará impulsando el aumento de mujeres en puestos de dirección o la creación de grupos de trabajo que aborden la igualdad racial y justicia social. Y en el área de comunidad, HP aspira a conseguir la igualdad digital y hacer posible un mejor aprendizaje para millones de estudiantes, impulsando iniciativas centradas en el apoyo al aprendizaje híbrido y el avance de la equidad digital mediante la inversión en el programa de formación gratuito HP LIFE.

Huawei

“Desde Huawei tenemos claro que el objetivo final de la tecnología es beneficiar a la sociedad y crear un mundo mejor para todos. Para ello, es fundamental replantear nuestros modelos de negocio desde un prisma sostenible que nos permita caminar hacia un futuro digital más ecológico y sostenible”, declara María Luisa Melo, directora general de Asuntos Públicos, Comunicación y RSC de Huawei España.

Con este fin, la compañía lleva a cabo diversas acciones. “Durante el año pasado, Huawei recicló más de 4.500 toneladas de material electrónico a través de un programa de reciclado de dispositivos en 48 países. Mediante nuestra solución Smart PV, desplegada en más de 60 países y regiones, se redujeron 148 millones de toneladas de emisiones de CO2, lo que equivale a plantar más de 200 millones de árboles. Además, Huawei ha estado involucrada en la construcción de las dos plantas de energía fotovoltaica agrícola y pesquera más grandes del mundo en China”, desgrana.

Ya en nuestro país, la empresa ha reducido su huella de carbono en un 27,9% entre 2017 y 2020. Y el año pasado logró reducir en un 28% el embalaje de plástico y en un 90% la documentación en papel. Asimismo, Huawei España contribuyó en la instalación de la primera planta fotovoltaica flotante de España, en Sierra Brava (Cáceres).

IBM

Uno de los principales retos de IBM en el ámbito de la sostenibilidad es el objetivo de emitir cero gases de efecto invernadero en 2030. Para lograrlo, la compañía se compromete a haber reducido sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 65% en 2025, respecto a 2010; conseguir que el 75% de la electricidad que consuma la compañía en todo el mundo en 2025 se obtenga a partir de fuentes renovables, y el 90% para 2030; y utilizar todas las tecnologías posibles, como la captura de carbono, para eliminar las emisiones en una cantidad que iguale o supere el nivel de las emisiones residuales de IBM.

También establece objetivos a corto plazo, como ser transparente en cuanto a la forma en que la empresa calcula e informa el uso de la energía renovable y la creación de la iniciativa sobre el futuro del clima diseñada para acelerar el descubrimiento de soluciones para hacer frente a los impactos de un clima en constante cambio.

Además, está llevando a cabo iniciativas concretas que impactan directamente en la sostenibilidad. Un ejemplo de ello es el reciente anuncio de Nueva Pescanova, que asegurará la trazabilidad de sus productos con IBM Food Trust, contribuyendo a la sostenibilidad de los océanos.

Interxion

“Al ser grandes consumidores de energía, la sostenibilidad y la eficiencia energética de nuestras instalaciones es un objetivo primordial. Además, un servicio de alojamiento IT sostenible es un requisito de nuestros clientes, ya que les ayuda a cumplir con sus propios objetivos de sostenibilidad. Nuestros centros de datos consumen energía 100% procedente de fuentes renovables certificada en origen”, remarca Robert Assink, director general de Interxion España.

“Al utilizar energía 100% verde, la huella de carbono de nuestra actividad principal es cero. Además, la huella generada por otras actividades, como el consumo de combustible de los vehículos del personal y de los grupos electrógenos, los gases utilizados en equipos de climatización o la gestión de residuos, la compensamos con proyectos de reforestación”, explica.

Además, aplica otras medidas para asegurar un consumo eficiente, como los cerramientos de pasillo frío donde se ubican los servidores de los clientes. “Estos contenedores evitan pérdidas de refrigeración y aseguran una disminución en el consumo”. Asimismo, el diseño del sistema electromecánico del centro asegura una utilización de la energía óptima, minimizando las pérdidas. Y también trabaja en la modernización de los sistemas del centro de datos. “Por ejemplo, en el último proyecto de adecuación del sistema de refrigeración hemos conseguido ahorrar más de 3 millones de kWh por año al triplicar las horas de free cooling”.

Por último, Interxion ha firmado el Climate Neutral DataCenter Pact, “por el que nos comprometemos a alcanzar la neutralidad de carbono en 2030 y la puesta en marcha de distintas medidas”.

Microsoft

“Nuestra estrategia tiene su base en cuatro pilares fundamentales: carbono, agua, residuos, y ecosistemas. Ya en 2009, anunciamos nuestro primer objetivo de reducir nuestra huella de carbono. Y en 2017, lanzamos nuestra iniciativa AI for Earth, a través de la cual ponemos herramientas de inteligencia artificial en manos de expertos que trabajan para hacer frente a los mayores desafíos en materia medioambiental, mejorar los ecosistemas y, en definitiva, salvar el planeta. Ejemplo de esto son los cinco proyectos de AI for Earth premiados en España”, apunta Solange Cummins, responsable de Prensa y embajadora de Sostenibilidad de Microsoft en España.

En términos concretos, especifica que “el compromiso de Microsoft es reducir progresivamente las emisiones directas de CO2 y ser negativos en emisiones de carbono para 2030, de manera que en 2050 habremos conseguido eliminar del medio ambiente más carbono del que hemos emitido desde nuestra fundación en 1975″. Además, señala que la compañía quiere poner su tecnología a disposición de proveedores y clientes para ayudar a reducir las emisiones de carbono. Asimismo, Microsoft cuenta con un Fondo para la Innovación Climática de 1.000 millones de dólares, que invierte en el desarrollo de tecnologías que permitan eliminar, capturar y reducir las emisiones contaminantes.

Por otro lado, Cummins indica que “una de las vías por las que Microsoft apuesta para la reducción de emisiones es la migración a la nube”. “Trasladar las operaciones de plataformas on premise a Microsoft Azure puede reducir la huella de carbono de un cliente hasta un 98%. Nuestra estrategia está orientada a añadir energía renovable a la red en los lugares donde operamos en nuestros centros de datos. Además, desarrollamos aplicaciones, soluciones y herramientas para ayudar a nuestros clientes a gestionar sus planes de sostenibilidad. Es el caso de nuestra Sustainability calculator, una aplicación que permite a nuestros clientes conocer el impacto medioambiental del uso de los servicios cloud”, agrega.

Oracle

Oracle cuenta con diversas iniciativas en pos de la sostenibilidad. Por ejemplo, la empresa apoya a empresas sostenibles y a organizaciones sin ánimo de lucro con tecnología y financiación en su lucha contra el cambio climático. Aquí podemos destacar la protección de los cauces públicos con drones y computación de alto rendimiento. También colabora en el proyecto Pristine Seas, en relación con la salud y protección de los océanos, o en iniciativas orientadas a dar una nueva vida a los residuos de plástico en el océano, como Oceanworksv, un marketplace de materiales y productos de plástico reciclado, que utiliza una aplicación de track-and-trace que se ejecuta en Oracle Cloud Infrastructure.

Además, colabora desde hace 10 años con National Grid US, que cuenta con un potente plan de descarbonización para lograr emisiones netas de carbono cero hasta 2050, mediante su tecnología Oracle Utilities Opower. Además, está trabajando para que las minas sean más sostenibles a través de la colaboración con MineSense, que trata de impulsar la sostenibilidad en el sector con el apoyo de Autonomous Data Warehouse y Oracle Application Express.

Asimismo, trabajan para reducir su impacto en la naturaleza. La compañía está comprometida con la nube limpia y sus data centers ya operan con una nube eficiente y circular en cuanto al consumo de energía. “Tanto a través de nuestra Oracle Cloud Infrastructure (OCI) como a través de las Oracle Cloud Applications, ofrecemos a las empresas la oportunidad de mejorar el valor de sus negocios y de reducir su impacto medio ambiental”, explica la compañía. Además, Oracle se ha fijado el objetivo de lograr un uso de energía 100% renovable en todos sus centros de datos de Oracle Cloud de próxima generación para 2025.

Finalmente, la empresa contempla la sostenibilidad también en sus operaciones empresariales, desde la gestión del uso de los recursos naturales hasta la garantía de prácticas responsables en la cadena de suministro y la construcción de una economía circular.

OVHCloud

“El compromiso de OVHcloud con la sostenibilidad se extiende durante más de 15 años: reduciendo los residuos de los componentes informáticos, optimizando el consumo energético de los centros de datos e innovando para conseguir sistemas de refrigeración más eficientes. De hecho, su modelo integrado verticalmente hoy en día es un activo clave para reducir su huella medioambiental, permitiéndole alcanzar un rendimiento alentador: eficiencia del uso de energía (PUE) que oscila entre 1,1 y 1,3, según los centros de datos —la media del sector es ahora de 1,6—; eficiencia del uso del agua (WUE) de 0,2 litros —la media del sector es de 1,8 litros—; y el 100% de los componentes de los servidores se clasifican y reutilizan”, precisa la compañía.

“Como utilizamos nuestros data centers en redes eléctricas de bajo uso de carbono, ya que aprovechamos los antiguos edificios existentes para instalarlos, a medida que reciclamos los componentes para darles una segunda y tercera vida, sabemos que podemos alcanzar los objetivos del trío energía/agua/carbono. Por todo esto, necesitamos dar un paso adelante y actuar ahora”, explicaba François Sterin, vicepresidente ejecutivo de Industria de OVHcloud, en el último EcoEx.

Asimismo, la empresa comunicó en noviembre sus objetivos medioambientales: alcanzar la neutralidad en carbono con una combinación de energía renovable pura para el año 2025 y establecer planes para lograr el ‘cero neto’ de emisiones para el año 2030. “Para ello, OVHcloud define 5 elementos clave para ofrecer un sólido programa de sostenibilidad: monitorización, diseño, energía renovable, economía circular y movilización del ecosistema”, reseña la compañía. Además, OVHcloud es uno de los firmantes del Climate Neutral Datacenter Pact,

Samsung

“Estamos trabajando en dos áreas principales de interés medioambiental: la reducción del ritmo del cambio climático y la creación de una economía circular para utilizar los recursos de forma eficiente durante el ciclo de vida del producto”, afirma Alfonso Fernández, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Samsung.

“Hemos incrementado nuestros esfuerzos para minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en todas las operaciones comerciales, a la vez que nos esforzamos por maximizar el uso de energías renovables. De hecho, el 100% de los centros de fabricación de Samsung se gestionan en base a las normas de sostenibilidad establecidas por los Sistemas de Gestión Medioambiental y Energética; y el 97% de nuestros proyectos de desarrollo son respetuosos con el medio ambiente”, explica.

Además, los materiales empleados para empaquetar sus productos y accesorios se han sustituido por materiales responsables con el medioambiente. En esta misma línea, ha desarrollado una solución creativa de ecoenvasado que permite reciclar el embalaje de sus productos de televisión en artículos de decoración para el hogar útiles. Y también ha puesto en marcha los programas Galaxy Upcycling, para promover el reciclaje de smartphones antiguos como una solución para combatir los residuos electrónicos; así como Galaxy Upcycling at Home que fomenta la reutilización de los smartphones más antiguos en dispositivos IoT a través de una actualización de software.

VMware

VMware anunció a principios de año su Agenda 2030v, “basada en el permanente compromiso de la compañía con la innovación para un futuro mejor, y en la que se compromete a hacer frente a los desafíos del mundo para los próximos diez años”, indica la compañía.

“Se trata de 30 objetivos medibles que han de ser alcanzados antes de 2030 y que se centran en tres elementos vinculados con nuestras operaciones tecnológicas y empresariales: confianza, equidad y sostenibilidad”, especifica.

Con el fin de alcanzar estas metas, VMware ha anunciado la iniciativa Zero Carbon, cuyo objetivo es catalizar la transición hacia las nubes neutrales en emisiones de carbono y ayudar a los clientes a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad y descarbonización, conectándolos con proveedores cloud con objetivos alineados en este sentido.

Además, logró hace años la neutralidad de emisiones de carbono y tiene como objetivo lograr cero emisiones netas de carbono para sus operaciones y cadena de suministro para 2030. “Un componente clave es la innovación en ‘sostenibilidad intrínseca’ para ayudar a los clientes a cumplir sus objetivos de sostenibilidad reduciendo las emisiones de carbono derivadas de las operaciones en sus centros de datos, a través de las soluciones y asociaciones con proveedores cloud”, afirma la empresa.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor