5 formas en las que las empresas pueden contribuir al software libre

ProyectosSoftware

Desde aportar código a dar conferencias, hay múltiples vías para ayudar a que los proyectos de software libre avancen.

Si en tu día a día en la oficina te aprovechas del trabajo que la comunidad del software libre realiza, usando un gestor de contenidos que no te descuadra tus cuentas anuales, un sistema operativo de esos considerados minoritarios, una suite ofimática alejada de las grandes marcas, un servicio de correo alternativo, un navegador o cualquier otro producto tecnológico que admite modificaciones con total libertad, podrías plantearte recompensar el esfuerzo que realizan sus desarrolladores. Podrías contribuir a su causa, más allá de elegir para trabajar el producto que ellos han creado. No es una obligación, pero sí una responsabilidad que deberías plantearte. Cualquier persona de forma particular, por su cuenta, y las compañías como entidades con su propia responsabilidad social tienen los recursos necesarios para aportar su granito de arena al software libre. Todo el mundo puede asumir el papel de colaborador de un proyecto. También tu empresa.

Uno de esos proyectos es WordPress, sobre el que su máximo responsable Matt Mullenweg decía hace un par de años que podría fortalecerse si las empresas dedicasen “el 5 % de su gente a trabajar en algo que tenga que ver con el núcleo”. Pero… ¿a trabajar exactamente en qué?, ¿cómo? Tanto en este CMS como en otros proyectos de software libre, las posibilidades son múltiples. En Silicon.es os dejamos algunos ejemplos:

1. Escribiendo código. Participa en la creación de nuevas versiones junto al resto de programadores que ya están haciendo realidad el proyecto al que quieres dar un empujoncito más. Cuando Mullenweg indica que se puede trabajar en el núcleo de un proyecto, esto incluye desarrollarlo. Tu empresa puede arreglárselas para que parte de la plantilla asuma el desarrollo de un proyecto de software libre entre sus objetivos. Si tu empresa es grande y genera cuantiosos ingresos, seguramente seas capaz de permitirte liberar a alguno de tus empleados para que en la práctica trabajen en un proyecto de software libre en vez de guardar fidelidad a una de tus divisiones de negocio. Si tu compañía es de tamaño reducido, podrías dejar que al menos alguno de ellos ponga en práctica sus habilidades y destine una porción de su jornada laboral a dar forma a actualizaciones del producto que elijáis, dentro de tus posibilidades. Aunque sea alguna hora a la semana. Ambas formas de proceder son inversiones válidas. Y es que toda aportación cuenta.

2. Traduciendo. El mundo está cada vez más globalizado, y la tecnología busca tener impacto global, sin embargo el idioma sigue siendo un obstáculo para que algunas ideas tengan la visibilidad necesaria. Muchos proyectos de software libre nacen en inglés. En este sentido, tu empresa hará aumentar su potencial si se involucra en la parte de la traducción. No hablamos sólo de la traducción de la interfaz del producto, sino también de la documentación. La definición del proyecto, sus requisitos y especificaciones, el proceso de instalación, manuales, casos de uso… todo eso debería estar disponible en diferentes idiomas. Cuanta más gente tenga la posibilidad de acceder a proyectos traducidos al español, en este caso, más posibilidades de que se expanda su base de usuarios final. ¿Y si las traducciones no son lo que mejor se os da? Entonces también existen opciones de contribución como participar en pruebas, en la búsqueda de errores, en informar de bugs, en responder a preguntas de otros usuarios… No te cierres puertas.

3. Patrocinando eventos. O, directamente, organizándolos. Las propias firmas y fundaciones que se encuentran detrás de los productos de software libre que tú utilizas para tu actividad profesional buscarán incrementar su popularidad a través de eventos. Algunos de estos eventos versan sobre una herramienta en concreto y otros son compartidos, sobre el área del software libre en general. Sea como fuere, con ellos se consigue transmitir a la gente lo que se está haciendo en este campo tecnológico con cercanía y facilidad. Al menos resultará sencillo cuando ya esté todo montado. Tu empresa puede ser parte activa y patrocinar este tipo de eventos, intervenir como socio y donar dinero. Incluso puede explorar otras vías e implicarse en la organización, arrimando el hombro y aportando más tiempo de aquellos trabajadores dispuestos a echar una mano, pero para causas más “profanas”. Al fin y al cabo, alguien tiene que repartir las acreditaciones, preparar las salas de conferencia, hacer circular los micrófonos entre los asistentes, resolver sus dudas y repartir el catering.

4. Impartiendo charlas. Vinculadas al tema de los eventos se encuentran las charlas en sí, en las que por supuesto también tienes hueco. Hablar delante de público interesado, y más o menos experto, en el software libre que tu empresa ya utiliza servirá para dar detalles sobre su funcionamiento, explicar su potencial y destacar sus beneficios. Tus trabajadores pueden participar como ponentes en conferencias para explicar cuál ha sido hasta la fecha vuestra experiencia con el software libre elegido, la importancia de los proyectos que avalan su existencia y la importancia también de colaborar entre todos, para así captar más adeptos. Quizás tu empresa no tenga un componente tecnológico puro y duro, pero aún así podrá aportar valor con sólo ofrecer su visión y presentarse como ejemplo a seguir para otras corporaciones. Claro está, los profesionales más técnicos pueden impartir talleres y soluciones creativas para que los demás se beneficien de los conocimientos que tú tienes.

5. Difundiendo la palabra. Para contribuir al software libre, no te escondas. Está muy bien desarrollar y donar, pero también deberías perder el miedo a contar lo que se está haciendo en el seno de tu empresa. Habla de lo que sucede en tus espacios de trabajo, con tus equipos informáticos, con tu estrategia de software, entre tus empleados. Para ello no necesitas siquiera acudir a conferencias especializadas, sino tener iniciativa y contarlo por tus propios medios. Usa tu blog corporativo y tus cuentas en redes sociales para dar a conocer tu implicación a nivel de software libre, aprovechándote de que internet rompe barreras y más personas podrán escucharte en el mundo online que cara a cara. Dedica una parte de tu página web a explicar tu visión sobre esta clase de soluciones y el movimiento que hay detrás de ellas para que los internautas que quieran profundizar en el tema, lo hagan. Y muéstrate abierto a dialogar y responder a quien pida más información. Con la publicidad también ayudarás.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor