Las entidades financieras tienen problemas para proteger al usuario omnicanal

AutenticaciónCiberguerraSeguridadVirus

Kaspersky Lab alerta de que, entre otras cosas, sólo la mitad aplica tecnología antifraude en tiempo real para asegurar las operaciones.

El estudio “Global Corporate IT Security Risks” de Kaspersky Lab y B2B International para 2015 no deja lugar a dudas. Todavía queda bastante trabajo por hacer en materia de protección de las operaciones financieras a través de Internet.

Sus resultados desvelan, en palabras de Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia, “que los bancos y las entidades de pago se están encontrando con dificultades para gestionar el fraude financiero online en el escenario omnicanal en el que vive el consumidor”.

Por ejemplo, “el 38% de las organizaciones con las que hablamos”, cuenta Ramírez, “admite que cada vez es más difícil saber si la transacción es fraudulenta o auténtica”. Y eso no es todo.

Un tercio carece de canal seguro para pagos online. Más de la mitad tampoco tiene soluciones de protección de dispositivos que actúen durante la transacción. Cerca de la mitad no usa verificación en dos pasos. Y otro 50 % no dispone de tecnología antifraude en directo.

Además, continúa el director general de Kaspersky Lab Iberia, “preocupa que uno de cada tres opte por ‘lo afrontaremos cuando suceda’ en vez de protección contra el fraude”, porque consideran lo primero algo más barato.

A día de hoy, casi la mitad de este tipo de organizaciones confirma que no se deshacen del peligro completamente, sino que más bien lo mitigan.

“Kaspersky Lab descubrió 22,9 millones de ataques de malware financiero en 2014, dirigido a 2,7 millones de clientes en todo el mundo, por lo que es evidente que hacer frente a cada incidente de forma individual no es una opción viable a largo plazo”, señala Alfonso Ramírez, que se muestra convencido de que “los clientes y las empresas se merecen algo mejor”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor