¿Por qué Apple quiere ser verde?

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

Organizaciones medioambientales y competidores de la firma consideran la política ecológica de la compañía como una estrategia de marketing.

Apple fue, hace ya un tiempo, una de las empresas más criticadas por parte de organizaciones ecologistas por ser una de las empresas que más productos contaminantes usaban en la fabricación de sus productos. Las críticas de organizaciones medioambientes como Greenpeace que le estaban creando mala fama a la compañía hizo que Jobs decidiera tomar medidas más ecológicas.
Sus esfuerzos han dado sus resultados y a mediados del pasado 2008, Greenpeace incluyó a Apple en su lista de las empresas más ‘verdes’, aunque no conseguió superar el aprobado (sólo Sony y Sony Ericsson superaron esta marca con un 5,1).
Por otro lado, Apple llevó a cabo en octubre una medida ejemplar par el resto de empresas: el lanzamiento de una nueva gama de MacBooks utilizando aluminio y sustituyendo el PVC, adelantándose así a las peticiones del grupo ecologista que pedía a las empresas eliminar este material en 2009.
Pero las empresas de la competencia, e incluso las asociaciones protectoras del medio ambiente, no creen que estas acciones de Apple sean por su real interés por la naturaleza, sino para lavar su imagen.
Stephen Stokes, vicepresidente de negocio y de cambio climático de AMR Research ha declarado a The Wall Street Journal que “Apple es culpable de usar la ecología como una estrategia de marketing” en vez de usarla como la parte central de sus prácticas comerciales.
Por su parte, empresas como Dell y HP se quejan de la importancia que se le ha dado a las medidas de Apple alegando, con informes de datos del EPA (Environmental Protection Agency) que, tanto ellos como otras empresas más pequeñas han llevado a cabo acciones más importantes que el lanzamiento de una gama de ordenadores limpios con el medio ambiente de Apple.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor