A fondo: Intel lo apuesta todo al 5G

5GMovilidad

Durante el MWC 2017, Intel ha mostrado su visión sobre el futuro de las comunicaciones móviles, con mención destacada para 5G y su potencial para transformar diferentes aspectos de la vida cotidiana.

Ésta ha sido la semana del Mobile World Congress (MWC). Y ha sido la semana del 5G. Puede que los expertos hayan fijado el 2020 como año en el que este nuevo estándar para las comunicaciones móviles comenzará a desplegar su poderío, pero ya mismo se está trabajando en su desarrollo. Hasta que llegue el momento de su expansión, proveedores de servicios, operadores, fabricantes de dispositivos y demás compañías que intervienen en el segmento de la movilidad han de proponer, probar y promocionar. Y esto se ha dejado notar en la última edición de uno de los eventos tecnológicos por excelencia y las intervenciones que han hecho los diferentes participantes. Entre ellos, Intel.

Intel ha aprovechado su paso por el MWC 2017 para centrarse en las posibilidades del 5G. En la evolución que a todos nos espera. Desde su stand ha explicado mediante demostraciones el potencial que tiene esta tecnología de nueva generación para mejorar la vida cotidiana, en consonancia además con fenómenos en pleno auge como el internet de las cosas o la realidad virtual. Esto es, desde la conducción autónoma y las casas conectadas a toda la ciudad inteligente. Sin ir más lejos, en Barcelona se ha podido ver por primera vez la demostración pública de interoperabilidad inalámbrica entre la plataforma 5G Intel Mobile Trial y un prototipo del sistema Ericsson 5G Radio que sirve para coches que se conducen solos y para temas de realidad virtual.

Para autoconducción se ha presentado la plataforma Intel GO Automotive 5G, que aprovecha tecnología 5G mmWave para conectividad V2X y el módem Intel XMM 7360 LTE de cara a conectividad 4G de reserva, que va más allá de los sistemas de asistencia para pilotos. En cuanto a la realidad virtual, en el Mobile World Congress se posibilitó la transmisión inalámbrica de vídeo de 360 grados y 8K con infraestructura eNodeB de 28 GHz a más de un dispositivo. Asimismo, este congreso ha sido el escenario elegido por Intel para enseñar tecnología Mobile Edge en colaboración con Nokia y su cámara OZO, acercando la red al usuario. Intel ya había colaborado con Nokia en una conexión basada en interfaz 5GTF anteriormente. Y viene de insistir en la asociación para trabajar con vídeo de alta resolución y conexión fija inalámbrica.

Aicha Evans, vicepresidenta primera y directora general del grupo de Comunicación y Dispositivos de Intel destaca el valor de estos casos de uso porque “las instalaciones fijas inalámbricas en el hogar pueden ser unos de los primeros puntos de entrada a la verdadera disponibilidad comercial de la tecnología 5G, proporcionando entretenimiento y medios a velocidades multi-Gbps, usando para ello conectividad de banda ultra ancha como una alternativa más eficiente que la fibra óptica”, explica. Intel, que también ha intervenido en debates durante la estancia de sus representantes en España, confía en que “la tecnología 5G sea uno de los desarrollos tecnológicos más importantes de nuestro tiempo” teniendo en cuenta, tal y como ella misma explica, que “conectará billones de ‘cosas’ que no han sido conectadas antes, trayendo inteligencia y datos a automóviles, hogares, edificios, fábricas, ciudades, infraestructura y más para transformar la forma en que vivimos”.

Alianza tras alianza

Se espera que 5G mejore de forma notable la velocidad y el ancho de banda, además de reducir la latencia y favorecer la entrega de nuevos servicios, entre otras ventajas. Y, para que la promesa se transforme en realidad, la industria se está viendo abocada a las alianzas. Intel está implicada en unas cuantas, como ha dejado constancia. Para empezar, existe un compromiso a escala mundial entre la empresa de Santa Clara, Ericsson y Nokia (una vez más), Huawei, Keysight, Qualcomm, R&S, ZTE y las firmas de telecomunicaciones AT&T, China Mobile, NTT DOCOMO y Vodafone de cara a favorecer un estándar 3GPP unificado para 5G. Y a partir de aquí, algunos nombres se repiten. Por ejemplo, Intel, AT&T, NTT DOCOMO, Vodafone, Ericsson, Qualcomm también trabajan con SK Telecom, British Telecom y Telstra en NR 5G.

Y hay más. Con Nokia, Intel impulsa la solución Nokia 5G FIRST que debería comenzar a dar frutos a partir de verano. Junto a Ericsson ha anunciado la 5G Innovators Initiative, o 5GI2, una iniciativa abierta en la que también intervienen Honeywell, GE y la Universidad de California en Berkeley, que permitirá innovar con tecnologías de próxima generación y distribuidas en el extremo de la red. Por otra parte, Intel, Ericsson y China Mobile quieren comprobar las capacidades de 5G en entornos complejos suministrando conectividad móvil para la Industria 4.0 en configuraciones de fábrica. E Intel más AT&T prueban el 5G para el entretenimiento, con transmisión de contenidos vía DIRECTV NOW. Estas dos compañías se dan la mano asimismo en el programa Intel LIQD de dispositivos conectados.

Según resume Aicha Evans, “Intel colabora con sus principales partners en todo el mundo para definir, realizar prototipos, probar y suministrar los primeros estándares y las primeras soluciones basadas en la tecnología 5G que van a facilitar la creación de una sociedad inteligente y conectada”. Que pretenden habilitar diversas transformaciones. Para Evans, todas estas posibilidades, todas estas colaboraciones, todos los anuncios y las presentaciones que se han comunicado durante el MWC 2017 de Barcelona son “una prueba positiva del ajuste de las piezas del rompecabezas de la tecnología 5G en tiempo real para ofrecer soporte a una nueva generación de servicios y experiencias”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor