Abierto el IDF: Craig Barret se pone meloso. ¿Sinceridad o fachada?

Empresas

El presidente del primer fabricante mundial de chips ha dado el pistoletazo de salida al foro de desarrolladores de Intel. Y no ha sido un discurso de apertura al uso. Barrett ha abandonando GHz o procesos de fabricación por el lado humano del deshumanizado mundo tecnológico, hablando de servicios, complementos y microcréditos para ayudar a los países del tercer mundo y formar a sus ciudadanos.

No ha faltado una crítica profunda al gobierno de su país “que no trabaja lo duro que debería” en educación, investigación y desarrollo, con el riesgo de quedar por detrás de otros países.

Barrett indicó como ejemplo el incremento acelerado de los costes sanitarios gracias a sistemas de computación anticuados. “Los pacientes siempre tiene que visitar al médico en un hospital; es hora que el sistema de salud venga a los pacientes”, con el uso de ordenadores portátiles y cámaras web para una medicina virtual.

Finalizando la keynote el presidente de la Junta de Intel, anunció el “Inspire Empower Challenge” que otorgará premios de 100.000 dólares a particulares y empresas que resuelvan graves problemas en educación, asistencia sanitaria, desarrollo económico y medio ambiente.

Barrett, un genio que lleva en Intel desde 1974, dice apostar por la integración tecnológica en las aulas de los países del tercer mundo con su Classmate PC y otros proyectos para jóvenes. Sin embargo, la comunidad aún no ha olvidado como Barrett calificó despectivamente el OLPC como un “juguete” y Negroponte tuvo que salir a la palestra acusando a Intel de “prácticas empresariales vergonzosas” y de “daños irreparables a su proyecto”.

Según Negroponte, Intel vendía su ClassmatePC por debajo de coste de mercado para eliminar el proyecto ‘One Laptop Per Child’, curiosamente con AMD comprometida desde el inicio y aportando hardware. Con Bill Gates como otro de los máximos críticos Negroponte afirmó “que si estoy fastidiando a Microsoft y a Intel calculo entonces que estoy haciendo algo correcto”.

Al final y como sabéis, todo quedó en nada y se firmó la pipa de la paz con dos de los actores más importantes de la industria, aunque no conviene olvidar la historia cuando leemos en el artículo del que nos hacemos eco que “Craig Barrett gana las mentes y los corazones en la apertura del IDF”.

Mañana hablamos de GHZ o procesos de fabricación…

vINQulos
tgdaily

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor