Creatividad y reflexión colaborativa, dos beneficios de la Amnesia Digital para las empresas

AlmacenamientoCloudDatos y AlmacenamientoEmpresasVirtualización
1 3 No hay comentarios

“La externalización de algunos de sus procesos de pensamiento a un dispositivo es una solución obvia en el mundo conectado en el que vivimos”, defiende Kaspersky Lab.

La Amnesia Digital o la tendencia a olvidar cosas porque se almacenan en dispositivos en vez de en el cerebro, ha sido vista casi siempre como un problema. Pero parece que el uso de gadgets como ordenadores, tabletas y smartphones como contenedores de información también tiene sus ventajas.

Así lo indica un estudio de Kaspersky Lab llamado “Digital Amnesia at Work – the risks and rewards of forgetting in business”, que se centra en los beneficios de la Amnesia Digital dentro del ámbito corporativo. Entre dichos beneficios se encuentra la creatividad, ya que liberar a la mente de la presión de recordarlo todo le permite centrarse en aspectos más entretenidos y desatar la inspiración. De hecho, prácticamente la mitad de los trabajadores en España está de acuerdo con que “cuantos más detalles tienen que recordar, menos creativos son”.

Desde Kaspersky Lab explican que aquí el espacio de almacenamiento de los dispositivos digitales sirve como “una memoria externa complementaria a largo plazo”. “La externalización de algunos de sus procesos de pensamiento a un dispositivo es una solución obvia en el mundo conectado en el que vivimos”, señala Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia, que añade que “la información almacenada en estos dispositivos, ya sea información profesional o elementos cruciales de innovación actual y futura, representa un objetivo cada vez más valioso para los competidores o para los ciberdelincuentes”, por lo que “una solución multi-capa y eficaz de ciberseguridad es esencial para mantener esas grandes ideas a salvo dentro de las compañías”.

Otra ventaja radicaría en la capacidad de colaboración. Dos tercios de los profesionales españoles apuntan a la facilidad de consulta por parte de varios miembros de un mismo equipo de los datos que se guardan en formato digital. Esto lleva a potenciar la “reflexión colaborativa” y también la innovación.

Según el informe de Kaspersky Lab, el 63 % de la gente asegura haber conseguido generar buenas ideas, de las mejores que han tenido nunca, “tras descubrir información olvidada” que en algún momento quedó guardada en alguno de sus dispositivos. Sin haberse almacenado ahí, esos  datos nunca habrían servido de base inspiradora.

Y no sólo lo dice Kaspersky, también expertos en ciencia. Ángel Fernández Ramos, miembro del Grupo de Investigación en Memoria y Cognición de la Universidad de Salamanca, comenta que “investigaciones recientes en neurociencia cognitiva están encontrando que al depositar contenidos en dispositivos externos se liberan recursos mentales”. Así, “el simple hecho de poder dejar en un disco duro la información que acabamos de estudiar hace que procesemos y recordemos mejor la información que estudiamos a continuación”, explica Fernández Ramos. “Al reducir la interferencia que causa lo que acabamos de procesar, permite liberar recursos para la tarea que viene a continuación”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor