Balance de la tasa Google: una desgracia para los medios

Regulación

La aprobación de la Ley de Propiedad Intelectual y el consiguiente cierre de Google News se han constatado como factores adversos para las publicaciones.

Cuando el Congreso aprobó la Ley de Propiedad Intelectual en octubre de 2014, fueron muchas las voces que se alzaron contra la nueva legislación. Entre las más fuertes, la del gigante de la tecnología Google, que no aceptaba el cobro de un canon a los agregadores de noticias por listar contenidos de los medios españoles. Esto le valió a la ley, o más bien al artículo 32.2 de la misma, ser conocida por el sobrenombre “la tasa Google”.

Y de hecho, fue el motivo por el que, apenas un par de meses después, en diciembre, Google anunciaba el cierre de Google News en España, con el razonamiento de que, al ser “un servicio que no genera ingresos”, la petición de cobro resultaba “insostenible”. La Asociación de Editores de Diarios Españoles, la AEDE, que precisamente había propuesto el cobro de la tasa, daba marcha atrás y se declaraba abierta a negociar con el gigante, con tal de que no clausurase el servicio. Pero era demasiado tarde.

Pues bien, a nueve meses de la aprobación de la ley, siete del cierre de Google News, la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas ha decidido hacer balance de las consecuencias. Y no es nada bueno. Según datos de un informe del que se hace eco el digital británico ArsTechnica, la tasa Google ha supuesto un daño considerable para los medios de comunicación en nuestro país. Un daño que se traduce en más de nueve millones de euros que perderán de beneficios los editores de medios. Y el perjuicio será mayor en las empresas más pequeñas que en los grandes grupos.

El estudio, realizado por la consultora Nera y que está colgado en internet, desgrana como consecuencias a corto plazo de la aplicación de la ley la caída en visitas para los digitales: hasta el momento, cuentan, el tráfico ha descendido más de un 6% de media, un porcentaje que se agrava en las publicaciones pequeñas, donde cae un 14%. También se destaca el cierre de algunos agregadores, entre los que se cita a Planeta Ludico o Multifriki, o la pérdida de ingresos y del alcance de la publicidad.

Entre los efectos a largo plazo, se prevé una mayor concentración de los mercados, que conllevará que se eleven los precios, además de la creación de barreras de entrada para la audiencia no española a medios de nuestro país. Para los consumidores, el daño también pasa por la menor variedad y consumo de noticias.

El informe también desmonta la justificación económica para el canon, alegando que los agregadores de noticias también conllevan “un mayor tráfico para las publicaciones”, pero que aunque no fuese así, lo ideal sería “que las partes negocien libremente” en vez de imponer un marco legal.

Desde la AEEPP han aprovechado para volver a pedir al Gobierno que retire el artículo de la ley.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor