Bosch seguirá desarrollando tecnología para coches autónomos pese a la nueva competencia de Intel

InnovaciónInvestigación y Desarrollo

La adquisición de Mobileye por parte de la empresa estadounidense no supondrá un freno para los planes del gigante alemán.

La semana pasada se anunció la compra de Mobileye por parte de Intel, una operación que permite a la compañía estadounidense acceder a tecnología orientada al campo de los vehículos autónomos.

Ahora, acaba de producirse una reacción de parte de Bosch, el mayor fabricante de componentes para automóviles del mundo, que ha asegurado que la compra de Mobileye no supondrá un cambio en sus planes en el campo de los coches sin conductor.

En ese sentido, Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Bosch y máximo responsable de servicios de movilidad en la compañía germana, ha destacado que “estamos invirtiendo mucho dinero en nuestra propia tecnología de vídeo y deseamos seguir adelante con esa estrategia”.

Bosch compite con Mobileye en el plano de los sistemas avanzados para asistencia al conductor (ADAS), una tecnología que resulta esencial para el desarrollo de los vehículos autónomos, y en la que también están invirtiendo importantes empresas como Autoliv y Continental, exponen en Reuters.

Por otra parte, hay que destacar que Bosch también tiene acuerdos con fabricantes de software, como es el caso de Amazon, General Electric, IBM, SAP y Software AG, así como con Nvidia, que se encargará de la parte de los procesadores.

Por último, precisar que idea de Bosch es poder estrenar sus sistemas de conducción autónoma en el año 2020.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor