Bush se siente amenazado por los móviles

Workspace

El presidente de Estados Unidos, George Bush, será seguido por un helicóptero que interceptará las señales de móvil en su próxima visita a Australia.

Según ha informado el Sydney Daily Telegraph, las estaciones de tren serán también cerradas durante tres días y algunas partes de la ciudad se convertirán “en áreas restringidas”.

El presidente visitará Sydney junto a otros 20 dignatarios mundiales en septiembre, con motivo del encuentro Asia Pacific Economic Co-operation (APEC). Al parecer, este encuentro ya ha sufrido en varias ocasiones las amenazas de los terroristas, por eso toda precaución parece poca a los servicios de seguridad estadounidenses.

Según el periódico, los movimientos del presidente son vigilados por un helicóptero Black Hawk con capacidad para interceptar las señales telefónicas. Estas medidas se hacen para prevenir la detonación de bombas a larga distancia. Desde luego, estas medidas de seguridad no son nuevas y otros gobiernos las utilizan de forma rutinaria, como el de Tailandia y el de Corea del Sur.

Más información aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor