Camisa con tecnología de la NASA para evitar el sudor

Empresas
0 0 No hay comentarios

En ocasiones aparece alguien preguntándose la razón de tanto gasto en exploración espacial existiendo tantos problemas pendientes de resolver en nuestro planeta, pero entre otras razones una buena es la cantidad de avances que aparecen relacionados con los viajes al espacio y terminamos usándolos en soluciones tan cotidianas como el velcro, los pañales o las camisas que evitan que en días calurosos terminemos empapados de sudor, como esta de la que te hablamos hoy.

Todo hijo de vecino ha tenido que sufrir en alguna ocasión por causa de una inoportuna mancha de sudor en la camisa, pero todo esto puede empezar a formar parte del pasado si se generaliza el uso de un material desarrollado por la NASA y que ha servido para que dos estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachussets lo apliquen en forma de tejido a una camisa que te mantendrá seco en la más tensa de las reuniones laborales.

El equipo que nos evitará esas humedades analizó con infrarrojos las zonas del cuerpo en las que se producía una mayor temperatura para determinar qué partes de una camisa o unos pantalones deberían contar con una área que permitiese una mayor ventilación, pero el mayor acierto fue el tejido empleado para confeccionar la prenda.

Los mismos autores reconocen que en los últimos 100 años no ha habido avances significativos en este campo, más allá de los distintos gramajes del algodón para las camisas y que la única revolución científica en las mismas fue la llegada de los tejidos libres de arrugas en la década de los 70 del pasado siglo. Ellos lo que han conseguido ha sido introducir en la ecuación un tejido que la NASA empleaba en los trajes de los astronautas para regular la temperatura corporal de los mismos en sus transiciones entre las temperaturas extremas que tenían lugar en períodos de exposición a la radiación solar o a la fría oscuridad espacial.

En Ministry of Supply han conseguido una licencia para trabajar con este material que no sólo aleja la transpiración de la piel, al igual que hacen las prendas técnicas deportivas, sino que además consigue refrescar el cuerpo, con lo que retrasa la aparición del sudor debido a las altas temperaturas.

Tras meses de ensayos no ha sido menos ardua la tarea de, una vez comprobado el correcto funcionamiento de este tejido, confeccionar con él camisas de aspecto similar al de cualquier prenda de vestir. Hasta 20 versiones se sucedieron hasta lograr una apariencia indistinguible de cualquier otra camisa… excepto para su portador, que permanecerá fresco y seco mientras a su alrededor todos sudan.

vINQulo

Ministry of Supply

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor