Crece el chantaje digital, una nueva forma de extorsión en las redes sociales

Regulación

Los usuarios de redes como Facebook y LinkedIn están cada vez más afectados por estas prácticas, en su mayoría coordinadas por mafias de Nigeria o Senegal.

En 2015 se cometieron más de 60.000 hechos delictivos, entre fraudes informáticos, estafas, amenazas y coacciones, según datos del Ministerio del Interior.

Los ciberdelincuentes han ido ampliando las tácticas para obtener información de los usuarios a partir de lo publicado en redes sociales, por eso la compañía de seguridad Vector ITC Group ha hecho una serie de recomendaciones para protegerse de las ciberamenazas y contar con mejores contraseñas de acceso a los servicios online.

En la actualidad, el usuario tiene que gestionar muchas contraseñas, como el pin de las tarjetas de crédito y débito, las contraseñas de correo, redes sociales, Spotify, Dropbox, Skype o Amazon, entre otros. A la hora de establecer estas claves hay que seguir unas normas básicas para evitar que la información personal y privada se vea expuesta.

Así, las contraseñas deben contar con una longitud mínima de 8 caracteres, usar números, caracteres no alfanuméricos, habilitar un segundo factor de autenticación (por ejemplo, un aviso al móvil con una segunda clave) y cambiar la contraseña cada 3 ó 6 meses.

El verano es un período especialmente propenso a la actuación de los hackers. Actualmente, la actividad más desarrollada es el chantaje digital, una nueva forma de extorsión en redes sociales como Facebook y LinkedIn, coordinadas en su mayoría por mafias de Nigeria o Senegal.

Para defenderse de las ciberamenazas cabe tomar precauciones, como procurar no conectarse a redes WiFi gratuitas que se ofrecen en muchos lugares públicos. En el caso de conectarse, se recomienda no proporcionar datos personales ni tampoco realizar compras ni otro tipo de operaciones bajo esas redes, ya que no son del todo seguras y un caldo de cultivo para las amenazas.

Además, es recomendable no tener encendido en el dispositivo móvil las aplicaciones de Bluetooth o GPS si no se están utilizando, ya que pueden ser una vía de entrada para los cibercriminales. También se deben bloquear los dispositivos con una contraseña o login para más seguridad.

No aceptar ninguna solicitud de amistad en redes sociales de desconocidos, procurar que el nombre de usuario no sea el real, sino un nickname y publicar en redes la mínima información posible sobre las vacaciones son otras medidas que ayudan a estar mejor protegidos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor