Cualquier dispositivo conectado a la corriente eléctrica puede ser interceptado, aún sin Internet

Gestión de la seguridadSeguridad

El espionaje electromagnético, el láser, la radio o el calor son algunas de las técnicas capaces de robar información de dispositivos no conectados.

Frente a la creencia de que desconectar equipos y dispositivos de Internet permitirá estar a salvo de fugas de información y espionajes, Kaspersky Lab demuestra lo contrario.

Cualquier dispositivo que esté conectado a una corriente eléctrica genera radiación electromagnética que puede ser interceptada. De esta forma, el espionaje electromagnético, el láser, la radio o el calor son algunas de las técnicas capaces de robar información de dispositivos no conectados.

Según los expertos de Kaspersky Lab, las pulsaciones de teclado pueden ser rastreadas en remoto con alta precisión a una distancia de 20 metros utilizando tan solo un dispositivo casero que analice el espectro de radio.

Por su parte, un rayo láser, dirigido discretamente al ordenador, es un método aún más efectivo para registrar las vibraciones. Los expertos afirman que cada tecla genera su propio patrón de vibraciones y un láser bien orientado a una parte del portátil o del teclado puede permitir recabar datos.

También es importante no colocar ordenadores sin conexión a Internet, que contengan información clasificada, junto a ordenadores con conexión.

El papel de un segundo ordenador que desvía datos puede ser realizado por un acondicionador inteligente o un sensor de control de temperatura que registra los cambios con gran precisión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor