Cuidado, la webcam de tu MacBook puede estar en manos ajenas

ComponentesWorkspace

Al final la seguridad más efectiva es la más simple: un trozo de cinta americana o una pequeña pegatina, un remedio a lo McGyver pero que será lo único auténticamente efectivo 100 % para quien quiera evitar que alguien pueda acceder al control de la cámara iSight incorporada sobre la pantalla de los ordenadores Apple y así la active remotamente sin conocimiento del usuario.

Habitualmente cuando la cámara iSight está funcionando se enciende una pequeña luz verde que indica la actividad y que, por tanto, hay otra persona al otro lado que está viendo lo que haya frente al ordenador. Pero como siempre hay un hacker para un descosido (en el software) ya hay quien ha ideado el modo de desactivar esta función y, por tanto, la cámara se activaría pero sin que se encienda la luz de aviso, de manera que no sabremos que nos están observando.

Esto se hace a través de un pequeño software llamado Herramienta de Administración Remota (Remote Administration Tool) que evita la activación de la luz que indica la actividad de la cámara iSight de manera que cualquiera que pueda obtener acceso al ordenador podrá además ver a través de dicha cámara lo que suceda ante ella sin que el propietario del ordenador pueda saberlo.

Reprogramando el chip del interior de la cámara, el microcontrolador permitiría la activación independiente de la cámara y de la luz. Así se puede iniciar el funcionamiento de iSight mientras mantenemos la luz apagada. La vulnerabilidad afectaría únicamente a modelos de Apple con unos cuantos años ya a cuestas: iMac G5, iMacs con los primeros procesadores Intel, MacBooks y MacBooks Pro de hasta 2008.

Esta sería la vulnerabilidad detectada y que ocasionaría esa posibilidad de accesos no deseados aunque es posible que otros modelos, no solo de Apple sino de otras marcas, puedan tener otros fallos similares. El consejo más sencillo para evitar estos espías es el que dábamos al inicio: pegatina sobre el objetivo de la webcam y asunto arreglado.

vINQulo

The Washington Post

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor