Cuil, ¿muerto o de parranda?

Empresas

El buscador que se denominaba “el más grande de internet” nació al calor del verano como una start up prometedora, pero podría haberse quedado en otro producto caduco más de la red.

Muchos lo han intentando… y muchos han sucumbido sin lograrlo. A mediados de verano, Cuil llegó a la red como el “mayor buscador del mundo”y el más revolucionario, al agrupar los resultados por ideas. En aquel momento, uno de sus máximos responsable aseguraba que el tiempo era “propicio para cambios”.
Casi seis meses más tardes, al cierre de 2008, cabe preguntarse si finalmente el buscador revolucionario se ha convertido en el líder del soviet de las búsquedas o si, para su desgracia, ha sucumbido ante la presión de la red y la escasez económica de tiempos de crisis.
Las últimas noticias que llegan desde el otro lado del globo referrentes al buscador lo asocian a una campaña de publicación de spam en comentarios a lo largo de la blogosfera, de los que ellos se defienden. “Realmente no somos nosotros quienes enviamos el spam”, explica un miembro de la compañía a Seround Table.
En el último análisis de audiencias de buscadores de ComScore en el mercado americano, Cuil no aparece, mientras Google se hace con el 63,5% de las búsquedas (y creciendo).
Poco importa que en sus primeros días el éxito fuese atronador. “Aunque habíamos planeado un gran número de visitas en nuestro primer día, no habíamos planeado más de 50 millones”, explicaban en su blog corporativo. “Por ello durante una buena parte del primer día, el volumen de tráfico simplemente sobrepasó nuestra capacidad de respuesta”.
Este éxito fue quizás la muestra de una muerte por exceso de protagonismo. Aunque a golpe de octubre presentasen su sistema de búsqueda de vídeo en Hulu, una de las páginas de vídeos más importantes del mercado americano,la especialista en la materia eWEEK acaba de destacarla como una de las más “estúpidas” trampas teconológicas de 2008.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor