De la moda del selfie a la de las retransmisiones de imágenes en directo

ComponentesWorkspace

Llegará un momento en el que el selfie se quede corto. Y ese momento no está lejos. De acuerdo con la consultora Gartner, las retransmisiones de vídeo en directo serán los nuevos selfies del 2017.

El vídeo y las tecnologías visuales son cada vez más importantes para que las empresas interactúen con sus clientes y entre unas y otras. Tanto es así que, de acuerdo con Gartner, en 2017, la transmisión de imágenes en directo será el nuevo “selfie”, de modo que recomienda a los jefes de producto que empiecen ya a crear una estrategia “visual”  para dar cabida a esta tendencia.

“La próxima generación de servicios de consumo y productos tiene un algo en común: el vídeo”, comenta Brian Blau, director de investigación de Gartner. “Esto significa la incorporación de vídeo en directo o de otras tecnologías en tiempo real para atraer a los usuarios a eventos en vivo y permitir comunicaciones más personalizadas, proporcionando una mejor atención al cliente y ofreciendo las mejores experiencias de vídeo y televisión a los hogares conectados.”

Fuente-Shutterstock_Autor-Dusit_videoDurante los próximos cuatro años, Gartner espera un cambio notable desde las actuales fotos estáticas a los vídeos en directo. Esto supondrá un desarrollo muy importante, en la medida en que, sólo en 2014, más de un billón de fotografías fueron realizadas, subidas y compartidas a diario. Aunque el vídeo en directo y generado por el propio usuario es mucho menos accesible que la fotografía estática, está creciendo en popularidad.

Más allá de su potencial para ser un medio más rico a la hora de permitir la auto-expresión, los usos posibles de las imágenes en directo sobrepasan lo que se puede lograr con imágenes estáticas o vídeos pregrabados pueden lograr.

Por ejemplo, es posible utilizarlos para la monitorización remota (desde un bebé a la vigilancia de un local), consultas a distancia entre médicos y pacientes, la colaboración a distancia (a través de espacios de trabajo compartidos) o para mejorar el servicio al cliente. Como la tecnología de vídeo en directo se volverá más y más accesible, aparecerá en todo tipo de contextos, desde las aplicaciones móviles hasta los servicios de atención al cliente.

Eso sí, para beneficiarse de todo lo que implica este desarrollo, los usuarios necesitarán conexiones con gran ancho de banda, dispositivos y cámaras, así como aplicaciones y servicios que sepan aprovecharse del poder comunicativo del vídeo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor