Dell y HP apoyan a Microsoft en el litigio por las patentes de i4i

EmpresasMercados FinancierosProveedor de ServiciosProyectosSeguridad

El veredicto del juez afecta a ambas compañías que tendrían que gastar mucho dinero en ajustar sus productos a las actualizaciones que los de Redmond se vean obligados a incorporar en Word.

Microsoft ha encontrado nuevos aliados en su contencioso con la canadiense i4i relacionado con las patentes de Word. Si el veredicto dictado por el tribunal tejano se confirmase, la suite ofimática de los de Redmond debería ser retirada de la venta, lo que podría afectar negativamente a sus clientes.

Por este motivo, Microsoft presenta dos nuevos aliados en su batalla jurídica: Dell y HP, que han mostrado su intención de presentar escritos de amicus en este caso de infracción de patentes.

Estos escritos solicitan al juez que retire el veredicto a partir del cual se señala que Microsoft violó una patente XML en poder de i4i. Además de la retirada del producto en un plazo de 60 días, el tribunal ordenó a la compañía pagar 300 millones de dólares de indemnización.

microsoftofficelogo.png

Dell y HP se verían afectados de prosperar la sentencia judicial. Aún cuando Word se modificase, ambas empresas tendrían que gastar una buena cantidad de dinero y tiempo para ajustar las actualizaciones a su línea de productos.

Por su parte, i4i ha lanzado un comunicado firmado por su presidente, Loudon Owen, en el que se afirma que “acciones de este tipo captan la hostilidad de Microsoft hacia los inventores que se atreven a hacer valer sus patentes contra ellos”.

A pesar de que Microsoft ha comunicado que decisiones como estas no son justas, lo cierto es que los de Redmond tienen pocas opciones para evitar la repercusión del veredicto. Una solución tecnológica para Word puede no ser factible dadas las limitaciones de tiempo, mientras que i4i no está dispuesta a aceptar un acuerdo extrajudicial.

“Después del camino realizado, no estamos dispuestos a aceptar una solución que aparezca en una calculadora”, concluye Loudon Owen.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor