Deutsche Telekom pide un millón de euros de su exCEO y ex presidente por el escándalo espía

Empresas

Kai-Uwe Ricke y Klaus Zumwinkel están siendo investigados por su implicación en una trama de espionaje de periodistas, empleados y representantes sindicales.

Si no tienen problemas con la Justicia, los tendrán con su antigua empresa: Kai-Uwe Ricke y Klaus Zumwinkel, ex CEO y ex presidente respectivamente de Deutsche Telekom, podrían ser demandados por la teleco germana aunque la Justicia no presente cargos contra ellos.

La causa: los errores de gestión de ambos permitieron que se crease un clima propicio para el escándalo, aunque ellos (la Justicia podría decidirlo así) no estén directamente implicados. “Nos mantendremos firmes con nuestras demandas, incluso si la investigación finaliza”, ha apuntado un portavoz de la teleco a la agencia Reuters.

Como compensación, los dos directivos podrían enfrentarse a una demanda de un millón de euros.

En 2008 la germana se vio salpicada por un escándalo de dimensiones considerables: había estado espiando a periodistas y directivos, también a trabajadores y enlaces sindicales, como se descubrió poco después. Un año más tarde, los dos directivos de la compañía se vieron salpicados por las investigaciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor