El Curiosity detecta un 2 % de agua en la composición del suelo de Marte

Innovación
0 0 2 comentarios

Desde que llegase a la superficie del planeta rojo hace algo más de un año el rover Curiosity no deja de enviarnos buenas noticias y descubrimientos asombrosos que pueden contribuir a cambiar cuanto conocíamos de nuestro vecino más próximo en el sistema solar. Lo último es haber confirmado no sólo la presencia de agua en el terreno de Marte sino que el porcentaje de la misma es un 2 %.

A través del análisis de muestras tomadas del terreno en Marte, el Cursiosity, que lleva a bordo equipamiento para llevar a cabo diversos análisis, ha sido capaz de determinar el alto contenido en agua del terreno marciano, nada menos que un 2 %, además de una importante presencia de cloro y oxígeno así como minerales carbonados que sólo se forman en presencia de agua.

La importancia del hallazgo es determinante puesto que con visos a futuras exploraciones tripuladas a Marte los astronautas podrán excavar allí para obtener el agua que necesiten, aunque deban valerse de un procedimiento de calentamiento de minerales para evaporarla. Lo cierto es que se esperaba la presencia de agua allí y sólo faltaba confirmar mediante un análisis como este que efectivamente la había además de la proporción de su presencia. Hace años la sonda Phoenix ya realizó algunas mediciones indirectas que, como otras anteriores, se basaban en mediciones atmosféricas o desde la órbita marciana con análisis espectrográfico, pero en este caso el análisis del Curiosity ha sido directamente sobre el propio terreno, lo que supone una evidente mayor precisión.

Según los científicos de la NASA, las habituales tormentas de polvo marcianas permiten que se formen sedimentos con minerales provenientes de zonas remotas, de manera que aunque el análisis se realice sobre una única zona en la práctica es casi como analizar una amplia porción de terreno circundante por la acumulación de minerales provenientes de otras zonas arrastrados por las tormentas. También es destacable que el entorno acuoso detectado ni es ácido ni salado, al menos en el cráter Gale donde se encuentra el Curiosity, a diferencia de los resultados obtenidos por el rover Opportunity en la zona de Meridiani, donde el terreno es ácido. Esa neutralidad del Gale sería más compatible con un pasado habitable en Marte.

vINQulo

BBC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor