El Galaxy basado en Tizen, dispuesto a comerse el mercado

Empresas

2013 podría ser el año en que un dispositivo con hardware y software de Samsung/Intel vea la luz.

Se enfrentará a un mercado en el que la surcoreana es parte esencial. En volumen de ventas, puede presumir de ser el único que echa un pulso al todopoderoso Apple. Y parece dispuesto a “comerse” también el mercado de software.

Tras mostrar su intención de volcar la atención en el desarrollo de software (con los rumores de que construye su propio navegador circulando por la red), Samsung decidió recientemente fusionar su plataforma Open Source Tizen con su SO Bada, unas declaraciones que sin embargo poco después matizaba asegurando que no se había tomado ninguna decisión firme al respecto.

Sea como fuere, un smartphone Samsung basado en Tizen podría llegar en apenas unos meses. Digitimes habla de un smartphone Galaxy basado en Tizen con el nombre i9300.

Si Samsung es capaz de jugar bien sus cartas, el dispositivo podría gozar de una buena acogida. El usuario confía en la marca, así lo avalan las decenas de Galaxy S3 vendidos desde su lanzamiento. Además, se espera por otra parte que Tizen atraiga a otros fabricantes y que su condición Open Source sea la principal razón de su éxito.

La Asociación Tizen, establecida en 2012, está formada por ejecutivos de empresas del sector teleco e importantes fabricantes como Intel, Samsung, NEC, Telcom, Panasonic, Orange o Vodafone.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor