El grafeno sigue haciendo de las suyas, ahora sirve para lasers

ComponentesWorkspace

El grafeno se ha ganado, por meritos propios, ser uno de los materiales de los que más se habla en los últimos tiempos. Sus múltiples aplicaciones y “milagrosas” propiedades lo han llevado a estar presente en los medios casi constantemente y hoy descubrimos una faceta más, la de su utilización en lasers de pulso ultracorto.

O al menos eso es lo que sugieren una serie de experimentos realizados por varias instituciones y centros de investigación, que habrían comprobado que el grafeno podría absorber la luz para luego “soltarla” en ráfagas de corta duración.

El grafeno actuaría por tanto como una “esponja de luz” que permitiría luego soltarla de manera concentrada en pulsos de decenas de femtosegundos de duración.

Las primeras investigaciones de dicha capacidad, en 2009, comprobaron que era capaz de hacerlo con el ondas limitadas del espectro infrarrojo, pero los últimos experimentos han demostrado que podría expandirse su rango en dicho espectro y llegar a tener aplicación útiles en campos como la comunicación por fibra óptica.

La gran ventaja del grafeno es que ofrece una alternativa más barata, estable y sencilla que las soluciones actuales, que además podría llevar a la creación de sistemas más pequeños y a su utilización en la medicina o la microingeniería.

vINQulos

Nature

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor