El iPhone5S llegaría en julio y podría elegirse en tres colores diferentes

Movilidad

Nueva entrega de la rumorología sobre el smartphone de Apple que con muchas probabilidades a favor se daría a conocer este verano y que como ya hace meses que se comenta podría añadir algo más de color a los tradicionales negro y blanco.

La información procedería de una fuente presuntamente bien informada de la que por lo menos se fía el medio especializado nipón que ha publicado el dato. Lo que no ha podido revelar tan misteriosa fuente es lo que quizá sea la novedad que al menos en el aspecto estético vendría a acompañar la presentación del iPhone5S que, por lo que aporta, sería este mes de julio.

La novedad estética sería la adición de un nuevo color al chasis del iPhone proporcionando a los usuarios una opción más al original negro del primer smartphone de Apple o al clásico blanco que tradicionalmente se ha identificado con la marca.

Esta incipiente variedad cromática, de ser cierta, podría ser un tímido intento de sondear la acogida en el mercado a algo que ya existe desde hace algún tiempo en Apple aunque constreñido a los dispositivos de reproducción musical. Lo más cercano podría ser la última generación del iPod touch, de diseño idéntico al iPhone5 aunque con un grosor notablemente menor habida cuenta de la ausencia de la parte destinada a la comunicación mediante llamadas telefónicas.

20130410-003422.jpg

La información supondría una matización al informe que un analista especialista en la materia, Brian White de Topeka Capital Markets, ofreció en enero y que relacionaba precisamente esa variedad de colores del iPod touch con llo que podríamos esperar del iPhone5S, decantándose por hasta ocho colores: rosa, amarillo, azul, verde, púrpura, plateado, gris y rojo, este último como ya ha sucedido anteriormente perteneciente a la gama Red parte de cuyos beneficios se destina a la investigación contra el SIDA.

La información concerniente a este nuevo color en el iPhone5S también añade que se aplicaría al iPhone “low cost que según la fuente aparecería en el mismo evento, que se celebraría en julio.

Esa versión de bajo coste mantendría el mismo diseño del iPhone5 pero su carcasa cambiaría el alumminio, más caro, por algún material plástico, fibra de vidrio, policarbonato… a fin de reducir costes y ofrecer un terminal a menor precio. Se especula también con que existirían diferencias en cuanto a características técnicas con respecto al iPhone5S, que contaría con mejor cámara, procesador, capacidad de almacenamiento… mientras que podría decirse que ese iPhone de bajo coste sería en la práctica como un iPhone5 actual con carcasa de plástico.

vINQulo

Mac Otakara

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor