El lado oscuro del HTC One M8

Movilidad
0 0 1 comentario

HTC ha mejorado muchas cosas con el HTC One M8 respecto al modelo anterior. No sólo cuenta con mejoras en todos los elementos del hardware y la novedad de la cámara dual, sino que han escuchado a usuarios en ciertos aspectos. A pesar de ello hay algo que sigue siendo prácticamente igual.

HTC One M8

Hablamos como no, de su diseño interno absurdo y extremadamente complejo e inaccesible. El HTC One se convirtió en su día en el smartphone con peor puntuación en iFixit y el HTC One M8 aunque mejora un poco, sigue siendo un horror para cualquiera que quiera acceder a sus componentes internos.

La primera impresión al encontrar tornillos era que habrían cambiado el diseño interno, con una decisión similar a la de incluir esta vez una ranura microSD, pero no. Tras quitar la carcasa, un océano de protectores de cobre y un diseño enrevesado, hacen que intentar acceder a la batería o la pantalla se convierta en una odisea.

Comparado con la mayor facilidad de un Galaxy S, intentar reparar un HTC One M8 sin dañar algún componente en el proceso, se hace complicado si no eres un experto. Curioso que HTC siga apostando por esto en lugar de un diseño más modular y amigable, sobre todo ahora que parece que hay mayor interés por los smartphones en bloques en lugar del oscurantismo de hardware típico de Apple.

Aún así el HTC One M8 sigue siendo un gran smartphone con funciones exclusivas muy interesantes. Veremos si con él consigue recuperar su época de esplendor.

vINQulos

iFixit

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor