El micrófono visual obtiene sonido de las microvibraciones en objetos grabados en vídeo

ComponentesWorkspace

Recuperación pasiva de sonido a partir de grabaciones de vídeo. No siempre podemos tener un micrófono en el lugar donde queremos saber lo que suena, pero las brillantes mentes del Instituto Tecnológico de Massachussets han encontrado la forma de conseguirlo. El secreto reside en grabar las microvibraciones casi imperceptibles que las ondas de sonido producen en determinadas superficies: una bolsa de patatas fritas, las hojas de una planta… y una vez procesadas se reconstruye la onda de sonido y podemos escuchar lo que suena en un lugar al que no tenemos acceso y en el que no hay micrófonos, como puedes comprobar en el vídeo que mostramos a continuación. La alegría que se van a llevar en la NSA.

La tecnología que ha permitido desarrollar el llamado micrófono visual es fruto del trabajo conjunto de Adobe, Microsoft y el MIT, el Instituto Tecnológico de Massachussets. Las imágenes de vídeo tomadas de un lugar en el que no hay micrófonos pueden ofrecer una valiosa información capaz de permitir la reconstrucción del sonido a partir de las microvibraciones producidas en determinadas superficies. Y lo único que necesitamos es una cámaras capaz de grabar vídeo a un número lo suficientemente alto de fotogramas por segundo y, obviamente, con capacidad suficiente en su óptica para captar con nitidez las mencionadas vibraciones.

Estamos hablando de una técnica esencialmente orientada a labores de vigilancia (y porqué no reconocerlo, de espionaje) de manera que si bien lo más sencillo sería colocar un micrófono en el entorno cuyo sonido nos interesa siempre se correría el riesgo de que quienes no desean ser escuchados lo detecten. Una cámara lo suficientemente potente podría captar las referidas microvibraciones de cualquier superficie adecuada que recibiera el efecto de las ondas de sonido.

mit visual phone

Recordemos que eso es justo lo que hace nuestro oído interno, recibir las vibraciones que el sonido produce en el aire, y el micrófono visual cambiaría esa percepción física por una visual. En el caso del experimento exitosamente llevado a cabo la cámara es capaz de captar imágenes a 6.000 fps, una tasa suficiente para captar las microvibraciones ocasionadas por las ondas de sonido de la voz humana en superficies como las hojas de una planta o una bolsa de patatas fritas

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=FKXOucXB4a8[/youtube]

Los investigadores han conseguido reconstruir sonido con cámaras de vídeo comunes capaces de grabar a 60 fps aunque con una tasa de sonido tan baja no resulta tan sencillo identificar las palabras.

vINQulo

MIT

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor