El príncipe saudita mantendrá su participación tras la OPI de Twitter

Empresas

Cree que el valor de mercado de la red social superará los 14.000 millones de dólares que se rumorean.

El príncipe saudita Alwaleed bin Talal es uno de los inversores con más peso en Twitter. Su parte en el site de microblogging asciende a 300 millones de dólares.

Con la inminente salida a Bolsa que arrancó la semana pasada, el multimillonario saudita ha negado cualquier intención de vender acciones. Tampoco ha dicho si ampliará su participación, aunque confía en el “tremendo potencial de crecimiento” de la empresa.

El príncipe, sobrino del todopoderoso rey de Arabia Saudí, Abdullah, es un reconocido inversor. Participa a través de Kingdom Holding en compañías como Citigroup y News Corp, propiedad del magnate Rupert Murdoch.

“Twitter es una inversión estratégica para nosotros”, ha dicho el príncipe, en unas declaraciones telefónicas a Reuters.

Cree que el valor de mercado de la red social superará los 14.000 millones de dólares que se rumorean. Otras voces otorgan un más modesto valor de 10.000 millones de dólares al site de los 140 caracteres, como indica el medio.

Alwaleed ha recomendado a la dirección de Twitter cautela para no repetir los mismos errores de Facebook. Recomienda “no presumir demasiado, no ser codicioso”, apostar por un precio justo y ser realista.

El príncipe se desmarca de las autoridades religiosas de Arabia Saudí que arremetieron contra el uso de redes sociales y de Twitter en particular. Su uso iba a hacer “perder este mundo y el más allá” a sus usuarios, a quienes se refirieron como “idiotas”.

Alwaleed dice estar en contra de “cualquiera que trate de controlar o censurar Twitter u otra redes sociales, aunque se trate de Gobiernos”. Considera que es “una guerra perdida”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor