El secreto de Samsung: su estrategia multiproducto

Empresas

Sin poner en cuestión su competitiva tecnología o diseño, el verdadero secreto tras la omnipresencia de la surcoreana es su estrategia multiproducto.

Samsung avanza con pasos de gigante en la industria móvil. El rey de la electrónica de consumo, que incluye en su porfolio de productos desde máquinas de aire acondicionado hasta lavadoras, está dando cada vez más peso a su brazo móvil.

Su buque insignia, el Galaxy S (en sus diferentes versiones, la más reciente es el S4), se ha comido el mercado. Lanzado en España esta misma semana, ya amenaza con aumentar la distancia que le separa de su más inmediato competidor, el iPhone.

Los datos de la prestigiosa consultora IDC apuntan a que Samsung ya ha comercializado más smartphones que los siguientes cuatro fabricantes combinados (Apple, LG, Huawei y ZTE) durante los tres primeros meses del año. La surcoreana ha tenido en este período un 32,7% de cuota de mercado y ha comercializado 70,7 millones de unidades.

Y esta omnipresencia tiene un secreto: la estrategia multiproducto.

Los tentáculos de Samsung se extienden por la industria móvil alcanzando todas las categorías de producto habidas y por haber.

Los expertos indican que la próxima gran batalla se lidiará en el campo de smartphones de baja y media gama. Y Samsung tiene una gran ventaja. Apple no tiene presencia en este segmento –aunque se el rumor sobre el lanzamiento de un iPhone low cost lleva surcando las redes desde hace algún tiempo-.

Pero Samsung sí está preparada para competir y liderar los mercados de alta, media y baja gama. Porque tiene un amplísimo catálogo de productos para todos los públicos.

Cualquier visitante de la más reciente edición del Mobile World Congress pudo observar de primera mano esta afirmación. El principal stand de Samsung cedió el protagonismo al Galaxy Note de 8 pulgadas. El híbrido entre teléfono y tablet que provocó la mofa entre muchos visitantes que lo veían demasiado grande para llamar –la foto estrella era precisamente el de un usuario simulando llamar con el tablet-.

Pero hubo espacio para muchos productos más, difícilmente diferenciables entre sí. El Galaxy S3, el S3 Mini, el Galaxy Note, el Galaxy Note de 8 pulgadas… Samsung cubre prácticamente todas las necesidades de todos los públicos.

Sin poner en cuestión su competitiva tecnología o diseño, el verdadero secreto tras la omnipresencia de la surcoreana es su estrategia multiproducto. Es justamente lo que más le diferencia de su principal competidor Apple, que concentra en apenas una marca su presencia en el mercado móvil.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor