Enfrentados cara a cara: HP y Dell en la era post-PC

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresasPCWorkspace

Analizamos el estado del mercado de ordenadores con la ayuda del director de marketing de HP PSG y un arquitecto de soluciones para Dell en España.

Todavía hoy, con una muerte de por medio y cuando ya ha pasado más de un año desde la presentación del iPad 2, siguen resonando con fuerza un par de palabras pronunciadas por Steve Jobs en la que fue una de sus últimas apariciones públicas: “era post-PC”. Con ellas el co-fundador de Apple se refería la pérdida de terreno de las grandes máquinas estáticas (ordenadores de escritorio y portátiles) en favor de los dispositivos móviles conectados (smartphones y tabletas). O, citando a su autor, esta tendencia consiste en adoptar productos “aún más fáciles de usar que un PC. Que son aún más intuitivos que un PC. Y donde el software, el hardware y las aplicaciones se relacionan de una manera aún más transparente que como lo hacen en un PC”.

Pero, ¿se trata de una realidad tangible o de una ilusión catastrofista?

La era post-PC, según Hewlett-Packard

En opinión del director de marketing de Hewlett-Packard PSG (Personal System Group) en España, Salvador Cayón, “aún nos queda mucho por descubrir en los próximos años”. Y es que la tecnología, como base fundamental para el desarrollo social y económico, progresa a una velocidad extraordinaria. “Creo que estamos en una época de cambios crucial, los equipos seguirán evolucionando y seguiremos sorprendiéndonos con algún que otro producto” en un futuro no muy lejano, aventura Cayón. “Pero siempre habrá distintas necesidades y, por tanto, distintos tipos de dispositivos para darles solución. Hoy en día, quien tiene un tablet también tiene un PC. Ambos están diseñados para atender soluciones de movilidad y conectividad. Pero cada uno, además, añade un plus para dar respuesta a requisitos concretos”.

En este sentido el directivo define el concepto de era post-PC como “una nueva forma de vivir la tecnología de consumo”. Se trataría de la coexistencia de diferentes tipos de dispositivos, léase smartphones y tabletas, ultrabooks y ultrathins, o portátiles al uso y sobremesas, que se complementan entre sí a la perfección para cubrir las necesidades de los usuarios actuales. Unos usuarios que se han acostumbrado a poder navegar en cualquier momento desde cualquier lugar, a manejar pantallas con las yemas de sus dedos o a utilizar incluso terminales personales como corporativos dentro de la oficina. Pero que no por ello han jubilado a sus ordenadores. “Hay muchas tareas que un sobremesa como los nuevos all-in-one con pantalla táctil, por ejemplo, puede llevar a cabo que un equipo móvil no podría cumplir, y eso es una realidad”, rebate este representante de HP, que está convencido de que las versiones portátiles “seguirán teniendo un papel esencial como único dispositivo que permite movilidad, capacidades multimedia con calidad máxima y el mejor rendimiento a la hora de generar o modificar contenidos de texto, vídeo y audio”.

Para muestra un botón: el valor del negocio mundial de PC está estimado en unos 300.000 millones de dólares. Y aunque según se desprende de los informes de las principales consultoras su ritmo de crecimiento se ha estancado durante los últimos trimestres o no es tan veloz como el experimentado por las populares tabletas, Salvador Cayón recalca que la cifra es lo suficientemente grande (y la de iPad y compañía demasiado reciente) “como para afirmar que este mercado esté muriendo. La irrupción de los dispositivos carentes de cables no está siendo determinante para asegurar que otros productos como los ordenadores de sobremesa vayan a desaparecer”. Por el contrario, “nos dirigimos hacia un ecosistema cada vez más dinámico y funcional donde cada dispositivo encontrará su lugar”.

Tras decidirse a retener su división de computadoras personales, donar webOS a la comunidad “open source” y potenciar la producción de hardware mediante la fusión de los negocios de impresión y sistemas, ¿qué le espera a HP de aquí en adelante? “Las tendencias que marcarán el sector del PC durante el próximo año pasan por tecnologías táctiles en todo tipo de dispositivos, formatos all-in-one en sobremesa  y, por supuesto, avances importantes en la oferta  de movilidad y conectividad, con nuevos formatos como el ultrabook o los tablets (con Windows 8), tanto para usuarios como para empresas”, adelanta en declaraciones exclusivas a Silicon News el director de marketing de Personal System Group en nuestro país, que añade que el panorama actual “exige disponer de dispositivos capaces de facilitar la vida online de los usuarios, en una mezcla perfecta entre ocio y rendimiento profesional”.

La era post-PC, según Dell

¿Y cuál será la estrategia de Dell? La empresa dirigida, fundada y bautizada por el norteamericano Michael Dell, que desecha una y otra vez los rumores sobre la muerte del PC y prefiere hablar de “era PC-plus”, se declara “preparada para seguir compitiendo y ofreciendo a sus clientes los mejores productos” en todas las gamas tanto a nivel empresarial como de consumo. “Para nosotros el PC de la nueva era es una combinación de hardware y servicios integrados”, relata Genaro Escudero, arquitecto de soluciones de Dell en España, porque “la movilidad no se centra únicamente en nuevos dispositivos sino también en ofrecer servicios en la nube que permitan a los usuarios trabajar y ser productivos”. Con el objetivo de adaptarse a los nuevos tiempos y presentarse cada vez más como una compañía de servicios de TI, la firma ya ha adquirido los activos de Wyse, SonicWALL y Force10, entre otros nombres, y ofrece soluciones para puestos virtuales que van desde el modelo tipo appliance hasta los basados en el cloud computing.

“Tenemos muchas novedades que estamos seguros sorprenderán a nuestros clientes”, comenta enigmático Escudero, que ve lógico que el usuario medio se haya “virtualizado” de la infraestructura en tanto que “el ser humano en sí mismo es móvil por naturaleza: nos movemos, nos comunicamos, interaccionamos. Los ordenadores de sobremesa siguen cumpliendo a día de hoy un rol determinado, pero han dado paso a modelos más flexibles”. Y complementarios. “Por ejemplo, el portátil sigue siendo un dispositivo con mucha vida por delante, y en Dell no pensamos que smartphones y tablets estén creciendo a costa de quitarle mercado. La tableta, que ofrece un consumo de información más rápido, podría definirse como el segundo dispositivo que es necesario poseer, pero difícilmente sustituirá al PC. Cada uno responde a una necesidad concreta”.

Más que de era post-PC, y enlazando con la visión de otros miembros de la industria, la empresa del “Yours is Here” se decanta por el calificativo de multi-dispositivo. “Hemos pasado del ordenador personal a múltiples aparatos, con capacidad de mantenernos conectados, trabajar con ellos o leer las noticias. Desde el ordenador clásico, al televisor de casa, pasando por la tableta o el móvil, la información fluye constantemente”, enumera el portavoz de la compañía en España, lo que significa que “el modelo ya no se centra en el equipo, sino en la persona y su identidad digital”. Cada vez existen más usuarios con necesidades diferentes a las de hace unos años, y de ahí que el número de nuevos dispositivos esté creciendo. Y de ahí también que cada aparato tenga su propia utilidad y responda a una necesidad concreta.

Evidencia de esta realidad alternativa sería el paso hacia la consumerización, “entendida como la migración de la tecnología de consumo, tanto dispositivos electrónicos como aplicaciones, al entorno informático empresarial”, señala Escudero, “con el objetivo de que el empleado no sienta que las herramientas de que dispone para trabajar son inferiores a las que utiliza en su vida privada”. El boom del fenómeno BYOD (“bring your own device”) está cambiando las tornas de las políticas empresariales sobre el uso del ordenador personal y la seguridad de los datos. Y es algo que se debe, precisamente “a la proliferación de nuevos dispositivos móviles y de plataformas de aplicaciones, así como al hecho de que las redes sociales se estén convirtiendo en un componente fundamental de la vida laboral y la colaboración empresarial”, continúa el arquitecto de soluciones.

Paradigma, modelo, ¿estilo de vida? La movilidad es, a ojos de Dell, “una evolución natural provocada por el constante avance de la tecnología de las comunicaciones”. Así que la pregunta tal vez sea “¿cómo afectan estos cambios a mi estilo de vida?, ¿se ha transformado?, ¿soy más productivo ahora?”, concluye Genaro Escudero. ¿Lo somos?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor