Nutanix: “Ningún proyecto de VDI empieza un lunes y acaba un viernes, es un proceso de meses”

CloudVirtualización

Entrevista con Francisco Dalmau, responsable de Nutanix para el mercado de Iberia sobre la propuesta de su compañía en el segmento de la infraestructura convergente, su vínculo con el canal y el renacer de VDI, entre otras cosas.

“Todo el mundo está diciendo que la convergencia es el futuro”. La sentencia de Francisco Dalmau, responsable de Nutanix para el mercado de Iberia, es directa. Y este directivo no se queda ahí. Aporta opiniones sin complejos a la hora de hablar de la situación en la que se encuentra su compañía en estos momentos dentro del mercado de infraestructura convergente. Y de cómo la están recibiendo los pesos pesados de la industria. “A diferencia de Nutanix, los competidores yo creo que se han despertado un poco tarde”, analiza Dalmau. Éstos habrían estado enfocados “en una arquitectura tradicional”, en vez de apostar por la nueva infraestructura que ahora se demanda, “y tienen que darse mucha prisa para poder acelerar y coger el ritmo que es necesario”, advierte. Eso explica que, en vez de ver su irrupción desde el punto de vista de qué es lo que le permite a Nutanix enfrentarse a ciertas compañías, Dalmau prefiera formular la comparación “al revés: podemos competir en el mercado porque los grandes no tienen este tipo de soluciones”.

Entrevista a Francisco Dalmau, responsable de Nutanix Iberia

En una entrevista realizada por nuestra compañera y redactora jefa de ChannelBiz, Rosalía Arroyo, el responsable de Nutanix para el mercado de Iberia señala que, respecto a otras empresas, “tenemos una solución totalmente diferente. El cliente entiende la simplicidad de la instalación, el cómo puedes crecer bloque por bloque [y el hecho de que] no tienes que hacer tu compra brutal desde el primer día. Y esto nos permite tener un mensaje en el mercado que, por cierto, es muy bien aceptado en estos momentos”. De hecho, Francisco Dalmau indica que ya se están persiguiendo nuevos objetivos. Al principio se sumaron a su propuesta “los primeros partners un poco aventureros”, define, “y ahora viene la segunda fase donde hay partners que casi se sienten obligados a entrar en este mundo porque el cliente final” los lleva hacia ese camino. Y eso que, por ejemplo, en España Nutanix lleva poco tiempo.

Su equipo “llegó aquí a finales de agosto, después del verano”, recuerda Dalmau. Y esto ha servido para aportar “la tranquilidad, la seguridad, de que no es sólo el distribuidor que distribuye estos productos y nos puede representar, sino que la empresa ha invertido en el país” y “cree en el mercado español”. Es decir, al existir “un equipo local, hay un enfoque, hay una inversión y hay una estrategia de mercado que se define en cómo vas a trabajar con el canal”, sin ir más lejos, y en que “tienes tu parte de soporte, tu parte de servicios profesionales”. O, en resumidas cuentas, “todo el gran envoltorio”. También debería conllevar la firma de nuevos acuerdos, junto a los ya existentes con Exclusive Networks o incluso Dell. “Tenemos un canal ya más o menos maduro pero queremos ampliar y penetrar en otras cuentas”, adelanta nuestro entrevistado, que reconoce que “hay mucho enfoque por hacer todavía en territorios españoles como puede ser Andalucía, [como] puede ser Galicia, [o] incluso Cataluña”.

De hecho, Francisco Dalmau no se cansa de repetir que “Nutanix es una empresa puramente de canal”. Y tras haber arrancado su negocio con una red de socios inicial, pero sin olvidar que “siempre se puede mejorar, siempre se puede crecer” y aún hay que consolidar “el mercado español y portugués”, en la estrategia de la compañía ya entraría una “segunda parte” que “es afianzar el nombre de Nutanix”. Es algo que debería producirse de la mano de “un crecimiento de ventas y, si todo funciona”, recalca Dalmau, un “nuevo equipo” en España en cuestión de meses, pasándose de dos a cuatro integrantes. “Hace apenas unos meses nadie sabía quién era Nutanix. Ahora todo el mundo, para bien o para mal, sabe quién es Nutanix”, destaca su responsable para el mercado de Iberia. “Es más, tengo referencias que en algunas casas hoy en día ya sale como competencia Nutanix, lo cual es muy bueno para todos nosotros”.

En cuanto a su Virtual Computing Platform y lo que permite hacer a sus adeptos, Francisco Dalmau cree que nos encontramos, sin lugar a dudas, ante una nueva época de apreciación de VDI. Y es que, aunque ya hubo gente que “hace tres años, cuatro años, vio la visión del VDI y se lanzó”, las herramientas con las que se contaba no eran tan resolutivas. “El gran problema que tiene este cliente es que ahora tiene 3.500” usuarios, por poner una cifra. Y para sumar “500 más tiene que crear otro silo, otra infraestructura brutal y que no le permite crecer”. Así las cosas, “¿qué traen tecnologías como Nutanix en un concepto de hiperconvergencia?”, plantea el propio Dalmau, que recuerda que estamos hablando de “computación y almacenamiento todo en una solución”. La respuesta sería “el poder empezar con fases pero, además, […] tener el mismo rendimiento” al ir añadiendo bloques. “Porque no pones sólo el almacenamiento, es almacenamiento y computación, que es la clave para los proyectos de VDI”. Al final, “la entrada de coste en tu organización para hacer un producto VDI es mucho menor y más real al mercado”, resume este directivo de Nutanix.

Y es que “ningún proyecto de VDI empieza un lunes y acaba un viernes. Es un proceso de meses en muchos casos”, describe Francisco Dalmau, que ahonda en que “el coste de infraestructuras tipo Nutanix han abaratado las soluciones” para ciertas compañías que, por poner el caso, cuentan con un “centro montado en Madrid y el usuario en La India”, en un entorno de outsourcing puro y duro. Aquí “Nutanix tiene un modelo en concreto, el 7000, que da soporte a tarjetas gráficas, que es clave para entornos de ingeniería” y para apostar por la llamada virtualización gráfica. “No puedo decir: VDI me sirve para mi departamento de ventas, de marketing y de recursos humanos, pero mis ingenieros no pueden tenerlo”, defiende este directivo. Además, los avances actuales evidencian que, de una manera que se antoja inevitable, “el valor del CPU, de la memoria, a nivel de usuario final de terminal va a cambiar”. Esto es, “si no tienes VDI, lo necesitas; pero si no, no tiene ningún sentido tener esta combinación” en la que hay “un despliegue de VDI” para “luego gastarte una porrada de dinero en la workstation“. Lo importante sería que “la inteligencia te viene desde el punto centralizado”, nos clarifican desde Nutanix.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor