Filadelfia completa las pruebas para ser totalmente WiFi

Empresas

La ciudad termina los ensayos de su proyecto de Internet wireless, sentando
las bases de la red Wi-Fi urbana más amplia de América, que también ofrecerá
acceso a hogares de bajos ingresos.

Filadelfia ha dado por concluidas las pruebas para su proyecto de acceso
inalámbrico a Internet, convirtiéndose de esta forma en la primera ciudad que
integrará la mayor red WiFi de América.

Dichas pruebas se han dado por finalizadas después de que el gobierno de la
ciudad aprobara la semana pasada los resultados de un test realizado en una zona
de 15 millas cuadradas (unos 24 kilómetros cuadrados) en la que los usuarios
pueden acceder a Internet por 21,95 dólares mensuales (16,31 euros) o 9,95
dólares (7,39 euros) si se trata de hogares con bajos ingresos.

Además, el acceso es gratuito en parques y otros espacios al aire libre, así
como para los participantes en programas comunitarios tales como cursos de
búsqueda de empleo y asistencia doméstica.

Una vez superadas estas primeras experiencias, se espera que para finales de
año Filadelfia cuente con acceso wireless a Internet en la totalidad de sus más
de 217 kilómetros cuadrados.

Aunque otras ciudades estadounidenses ya cuentan con hotspots wireless,
ninguna de tamaño similar a Filadelfia tiene cobertura WiFi en toda su
extensión, de acuerdo con Greg Goldman, presidente ejecutivo de
Wireless Philadelphia, una
organización sin ánimo de lucro creada por la ciudad para implementar el plan.

“Este es un paso muy importante en el camino para lograr nuestra visión de
una ciudad completamente conectada. Las familias con bajos ingresos podrán
comenzar a utilizar las posibilidades de Internet para mejorar sus oportunidades
de vida, educación y empleo”, concluye Goldman, en declaraciones recogidas por
Reuters.

En este sentido, el objetivo de Wireless Philadelphia pasa por proporcionar
acceso a Internet a los más de 300.000 hogares -aproximadamente, la mitad de la
ciudad? que no pueden entrar en Internet, por lo que no son capaces de llevar a
cabo actividades económicas básicas como solicitar trabajo para aquellos puestos
que sólo se aceptan solicitudes online, de acuerdo con Goldman.

Hay que recordar que Filadelfia es considerada una de las ciudades más pobres
de Estados Unidos, ya que del millón y medio de habitantes con que cuenta,
aproximadamente un cuarto están oficialmente por debajo del umbral de pobreza
establecido federalmente.

Para 2.000 de los usuarios más necesitados, Wireless Philadelphia planea
además ofrecer portátiles re-equipados, una cuenta WiFi de un año y apoyo
técnico y educativo, como parte de un programa que costará unos tres millones de
dólares (2,22 millones de euros).

La red ha sido construida por
Earthlink, un proveedor de Internet con
sede en Atlanta que además financia y gestiona el proyecto, y que planea
invertir 13,5 millones de dólares (10,03 millones de euros) hasta completar la
iniciativa. Paralelamente, la compañía pagará una tarifa por ingresos
compartidos a Wireless Philadelphia, con el objetivo de apoyar su proyecto de ”
inclusión digital” para usuarios con bajos ingresos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor