Europa pone fin a una campaña de ciberespionaje a nivel mundial

Empresas

Desde las negociaciones nucleares de Irán, hackers iraníes habían atentado contra la familia real saudí, científicos nucleares israelíes y funcionarios de la OTAN.

Las autoridades europeas han acabado con una campaña de ciberespionaje que se ha vinculado al grupo iraní Revolutionary Guard con motivo del tratado nuclear que ha firmado Irán, tal y como recoge Reuters.

El grupo de hackers, apodado “Rocket Kitten” por los expertos de seguridad que han seguido sus actuaciones desde principios de 2014, ha perpetrado ciberataques de alto perfil a figuras políticas y militares a nivel mundial.

Los servidores empleados por el grupo en Europa se utilizaban para realizar ataques a distancia contra objetivos en Arabia Saudí, otros países vecinos de Irán (como Israel), Europa, EEUU, Venezuela y el propio Irán, de acuerdo con la firma de seguridad Check Point, que ha investigado los hechos.

Los expertos de Check Point han detectado 1.600 objetivos de alto perfil, incluyendo miembros de la familia real saudí, científicos nucleares israelíes, funcionarios de la OTAN, disidentes iraníes e incluso las esposas de generales de alto rango de países que no se han detallado.

La compañía de seguridad alertó de las operaciones del grupo a los equipos nacionales de seguridad informática de Gran Bretaña, Alemania y Países Bajos para localizar la ubicación de los servidores de “comando y control” que se utilizaban para montar los ataques desde Irán.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor